LFB · 25 de Noviembre de 2021

Berazategui · Los Indios · Obras · Obras · Unión Florida

El Quinteto de la Liga: ¿Quiénes fueron las más destacadas de la fase regular?

Por calidad, condiciones e incidir en el despliegue de sus equipos, analizamos los cinco rendimientos más importantes que tuvo la LF en los primeros 36 juegos.

Finalizada la fase regular y a través de los 36 partidos que se disputaron en la instancia inicial, la Liga Femenina arrojó una serie de rendimientos óptimos, entre confirmaciones y sorpresas, desde la calidad y el talento individual de varias jugadoras que pudieron desplegar todo su repertorio basquetbolístico dentro de la cancha a través de las últimas semanas. En la previa a los playoffs que iniciarán el próximo domingo, analizamos a las más destacadas.

En un pequeño juego, propusimos armar el Quinteto Ideal de la fase regular y desmenuzamos por posición cuáles fueron los balances más destacados de estos primeros partidos, subrayando sin dudas las expectativas que giran alrededor de ellas pensando en la venidera etapa de definiciones.

Camila Suárez (Obras): Una de las jugadoras más dominantes de la Liga. La base de la Selección Argentina está teniendo un 2021 brillante, tuvo una muy buena primera liga, pero en el actual torneo dio un paso más hacia adelante y mejoró en muchos aspectos. Definitivamente es el termómetro de Obras, con su intensidad en ambos costados, el ritmo que imprime con balón controlado y muy vertical de cara al aro.

Promedia 14.0 puntos (5° máxima anotadora), 7.1 rebotes, 3.4 asistencias (máxima asistidora del certamen), 3.8 recuperos (líder en robos) y 15.6 de valoración (6° mayor marca). También es la jugadora con más minutos en cancha (37.3 de media), lo que también habla de su incidencia e importancia dentro de la estructura de un Obras candidato. El chip que enciende los motores y las ilusiones rockeras, sabiendo que cuando agarra ritmo dentro del juego termina siendo muy difícil de detener y leer para el rival.

Micaela González (Los Indios): La escolta de Los Indios es la mayor anotadora del torneo, firmando un promedio de 17.0 puntos partido. Imposible no ubicarla en este quinteto. Ante las lesiones que sufrió el equipo durante la Liga tuvo también que jugar en la base, algo que no hizo que perdiera su poderío ofensivo. Jugadora con profundidad rumbo al cesto, buen uno contra uno y capacidad de tiro exterior.

Fue pilar clave dentro de su equipo de inicio a fin, y esa regularidad también fue cómplice para que las de Moreno terminen en el 4° lugar de la tabla. Está 6° en robos (2.6 de promedio) y es la jugadora que más triples por partido registra (2.8, líder en su rubro). Se sabía de su capacidad anotadora teniendo las libertades necesarias, y en esta fase regular pudo explotarlo porque su equipo también le dio esas responsabilidades.

Candela Gentinetta (Berazategui): Completa, tal vez de las jugadoras que más recursos tiene hoy dentro de la Liga, más allá de que también esté en un proceso madurativo clave dentro de su juego. Tuvo más minutos de 4 y definitivamente la rompió, pero tiene la capacidad para correrse al 3 y desequilibra, y esa polifuncionalidad también le permite destacarse, en un torneo en el que las jugadoras interiores tuvieron muy buenos rendimientos.

Atlética, con mucha energía, fuerte físicamente, se postea bien, capacidad de tiro a cerca o lejos del aro, aunque necesitará seguir creciendo en su tiro de tres. Su incidencia a nivel números puede ser un poco mentirosa (11.9 puntos, 8.8 rebotes y 2.0 asistencias), porque es el claro ejemplo de que las estadísticas no lo dicen todo. Es más, dentro de un equipo con tantos argumentos y puntos fuertes, destacarse un escalón por encima de sus compañeras como lo hizo la rafaelina no es un dato menor, siendo una confiable carta ganadora. De las más dominantes del torneo.

Belén Echeverría (Obras): Un relojito. Belén fue una de las jugadoras que más evolucionó de una liga a otra. Pasó de tener una primera liga buena (10.8 puntos y 7.4 rebotes) a un torneo como el actual donde explotó: 14.9 puntos y 8.9 rebotes. Su capacidad rebotera siempre fue importante dentro de la estructura del equipo, pero ahora mutó de su rol como rueda de auxilio y pilar en el juego interior a transformarse en una figura absoluta que además cubre y corrige todos los huecos que pueda haber, por eso también puede mutar del 5 al 4.

Es la 3° máxima anotadora, la 3° de mayor valoración, se ubica 6° en rebotes y es líder en robos junto a su compañera Cami Suárez (3.8 de promedio). Obras no hubiese logrado tan buenos resultados sin este momento de plenitud de su capitana. Crucial desde su calidad de juego, pero también por su experiencia.

Carla Miculka (Florida): Seguramente estemos ante quien es hoy la pivote más dominante de la Liga. Aunque haya muchas que pueden estar peleándole ahí en su puesto (Leiva y Scévola por ejemplo), Carla fue la máxima responsable de todo el éxito que tuvo Florida en la fase regular. Incluso cuando el equipo no funcionó del todo tan bien, ella fue la respuesta y solución a todos los problemas.

La jugadora más eficiente del certamen (24.6 de valoración), segunda máxima anotadora (16.1 de promedio) y mejor rebotera (13.2), firmando 6 doble-dobles dentro de los 8 partidos que jugó, con el adicional de que sólo en un partido bajó menos de 10 rebotes. Bestial, y también porque los sistemas del equipo apuntan a jugar por momentos 4-1 y centralizar mucho más su poderío, que obviamente se da por la mismísima capacidad que tiene.

* Dentro de este quinteto tranquilamente también podrían haber entrado otras jugadoras como Agustina Leiva, figura en Corrientes Básquet, como así también Sabrina Scévola, referente y pilar de Rocamora. El nivel de las pivotes en la competición fue muy bueno, y cada una dentro de su juego resultó y es fundamental en sus equipos. Algo parecido pasa con Agustina Jourdehuil, la última MVP, que también fue importante dentro del sistema de Berazategui.

Sponsor Oficial

Sponsor Oficial

Proveedor Oficial

Medios

Transporte Oficial