LNB · 08 de Abril de 2021

Opina Facundo Sucatzky: su experiencia como jugador en playoffs

El ex base describe las sensaciones de postemporada. “Sufría la previa de cada partido, era una bola de nervios, hasta que encontré ayuda profesional y pude equilibrarme. En los partidos era otra cosa: salía el verdadero Sucatzky”, cuenta. Consejos para los chicos de hoy que jugarán playoffs.

Por Facundo Sucatzky

Los nuevos playoffs de nuestra Liga Nacional ya están entre nosotros y mi idea es trasladarle sensaciones, cuidados y rutinas que yo tenía cuando llegaba justamente la parte más importante de la temporada. En este sentido, la fase regular siempre fue importante para mí, para construir mi confianza y la del equipo, para lograr un rodaje e identidad, pero la postemporada es realmente otra cosa. Es la parte que diferencia a los buenos o muy buenos jugadores de los diferentes, los que transforman a los equipos y quedan en la memoria de todos. Y no es una etapa sencilla porque todo se potencia, lo bueno y lo malo.

Primero voy a arrancar hablando de la parte física y de los cuidados para luego meterme en la parte más compleja, lo mental. Cuando llega la postemporada uno extrema todo para llegar lo más afilado posible. Físicamente uno ya entregó mucho, tras una etapa regular larga y exigente, con muchas horas extra en la cancha y el gym, entonces esta parte final se trata de mantenerse sano y con energía. Por eso la alimentación y los descansos son todavía más importantes. Cuando uno está bien físicamente, sin dolores, la cabeza funciona mucho mejor. Y la confianza fluye mejor en el juego.

La concentración es otra parte esencial en esta parte con tantas presiones y exigencias. Uno trata de aislarse un poco más del mundo exterior, de lo que lo rodea. En este caso, como son burbujas sanitarias y los planteles se encuentran hace mucho tiempo de encierro en hoteles, es más fácil… El tema, en este caso, es llegar lo más sano posible de la cabeza luego de tantos meses entre cuatro paredes. Lo mental es decisivo.

Para rendir en los playoffs –y no sufrirlos- es clave mantener la tranquilidad, algo nada fácil de manejar. Todo depende de cómo te sentís, de cómo venís jugando, de la confianza que te da el grupo y el entrenador… Pero llegan sensaciones desconocidas. O, al menos, se potencian las que ya sentiste: ansiedad, nervios…

Yo, por caso, los sufrí durante los primeros años de mi carrera, sobre todo a partir que comencé a ser titular. Tal vez muchos de ustedes me veían en la cancha, seguro, conduciendo y respondiendo ante la presión, pero las previas eran letales. No podía dormir siesta, daba vueltas en la cama, estaba nervioso y muy ansioso. Y ni hablar cuando llegaba a una cancha y estaba llena… Eso sí, todo se me pasaba cuando empezaba el juego. Yo, cuando llegaba a la cancha, los nervios empezaba a irse, sobre todo cuando tocaba la pelota, hacía mis primeros driles y tiros al aro. Todo empezaba a cambiar. Pero las horas anteriores eran muy molestas, parecía una bola de nervios...

Recuerdo que las sufría tanto que busqué una persona, un profesional de la psicología, que me ayudó mucho con sus tips y ejercicios. También el leer libros de liderazgo y mentalidad. Eso me fue dando la paciencia e inteligencia para que no sobrepasaran esos momentos. Lo que me servía era no pensar tanto en el básquet hasta faltando una hora y media para el partido. Buscaba no pasarme de vueltas, entonces leía libros, me sentaba un rato en la compu o simplemente me iba al cine o veía películas en mi casa. Buscaba que mi cabeza estuviera tranquila y es algo que llevó tiempo hasta que encontré el equilibrio.

Recién me conectaba más con el básquet una hora y media antes de que empezaba el partido Ya ahí me ponía a pensar y media hora antes de salir para la cancha, me sentaba en una silla para focalizarme y visualizar situaciones de partido. Eso me ayudaba mucho porque luego, en el partido, muchas cosas que sucedían ya las había tenido en mi mente.

Ya en la cancha, los trabajos previos, de fundamentos y tiros, me metían aún más en el partido y terminaban de darme la confianza para, luego en los juegos, ejecutar, manejar tiempo, saber a quién darle la pelota y quién no. En definitiva, para que las cosas salieran bien los momentos calientes. Es raro lo que me pasaba porque, pese a todos los nervios que vivía en la previa, yo amaba los momentos calientes, de mayor presión, los grandes partidos… Y siento que eran en los que mejor rendía. En esos momentos salía el verdadero Sucatzky, que en nada se parecía al de las previas.

* Facundo Sucatzky es uno de los jugadores más exitosos y uno de los bases icónicos de nuestra Liga Nacional. Jugó 20 temporadas, siendo hasta la actualidad el líder en asistencias de todos los tiempos con 4080 en 839 partidos. Fue campeón en la temporada 1994/95 con Independiente de General Pico, además de pasar por otros clubes como Atenas de Córdoba -fue campeón de la Liga Sudamericana en 2004-; Libertad de Sunchales, Obras Sanitarias, Argentino de Junín, San Andrés, Independiente de Neuquén, Provincial de Rosario, Olimpia de Venado Tuerto, entre otros.

TV Oficial

Sponsors Oficiales

Proveedores Oficiales

Transporte Oficial

Soporte Tecnológico