LNB · 12 de Mayo de 2021

San Lorenzo

Penka Aguirre tras el 2-1: "En algún momento nos teníamos que destapar"

El Ciclón arrasó con Quimsa en el tercer juego de las Finales y quedó a un paso de su quinto título consecutivo. El base santiagueño, uno de los hombres más laureados en la historia del torneo, analizó la impensada victoria: "No pensábamos en que podíamos sacar una ventaja así, no es la diferencia que hay entre un equipo y otro".

Un mismo protagonista se repite durante el último lustro en Boedo. Si San Lorenzo fue capaz de sumar cuatro campeonatos consecutivos de la Liga Nacional, gran parte de la responsabilidad fue de un nombre propio: Nicolás Aguirre, el señor de los anillos de la Liga Nacional. Y si el Cuervo pudo dar vuelta la serie de su quinta final al hilo, luego de estar abajo 1-0 en la definición frente a Quimsa, mucho tuvo que ver también el base santiagueño.

El Penka tomó nuevamente las riendas del elenco de Santander y, desde su lugar de capitán y líder, encaminó el triunfo del Ciclón ante Quimsa por 89-66. Con un primer cuarto brillante, donde sumó 6 unidades producto de dos triples consecutivos, jugó e hizo jugar a sus compañeros para cerrar una planilla de 13 puntos, 7 asistencias y 4 rebotes en 38 minutos en cancha, culminando como el jugador más valorado del encuentro, con 23.

“No pensábamos en que podíamos sacar una ventaja así en el inicio. No es la diferencia que hay entre un equipo y otro. En algún partido teníamos que destaparnos y convertir mucho, que en el primero y el segundo no lo habíamos logrado. Hoy fue muy importante eso, que el equipo se destape y pueda convertir tanto de afuera como de adentro”, sostuvo Aguirre.

Al equipo de Santander muy concentrado desde el comienzo del encuentro y el Penka explicó que siempre intentan salir al rectángulo de juego de esa forma, pero que cuando el equipo convierte, es mucho más fácil para la dinámica del partido.

“Por suerte hicimos un segundo y un tercer juego muy buenos. Creo que hoy ha sido el mejor de los tres. A partir del partido del domingo, el equipo cambió la mentalidad, de estar duro y confiar en lo que podíamos hacer. Sabemos que va a seguir siendo complicadísimo, por eso ya estamos pensando en el jueves, para tratar de cerrarlo y terminar la serie. Va a ser a matar o morir, y el equipo va a estar preparado para eso”, analizó.

Además de la concentración, otro aspecto particular que se vio en el Templo del Rock fue la motivación que transmitía el conjunto de Boedo, sobre todo en la primera mitad del cotejo. “Es importante que estando en el banco o en la cancha el equipo siga apoyando. Eso nos hace más largos y lo necesitamos para ganar la serie”, sostuvo.

“Fue una temporada diferente. Comenzó más tarde y se jugaron partidos más seguido. Los equipos no pudieron entrenar y se armaron como pudieron. Al principio nosotros teníamos la mitad jugando afuera, y recién en diciembre pudimos estar juntos, aunque nunca entrenamos completos. Eso no es excusa. Tenemos que estar preparados para lo que nos toque y creo que el equipo ha ido de menor a mayor, mejorando en cada instancia. Ojalá se defina el jueves”, sentenció el Penka.

Por Elías Mauro / Foto: Marcelo Endelli - La Liga Contenidos

TV Oficial

Sponsors Oficiales

Proveedores Oficiales

Transporte Oficial

Soporte Tecnológico