Informes Especiales · 22 de Julio de 2020

C Español

Instagram Live con Mario Sepúlveda

El histórico jugador dueño de cinco ascensos consecutivos de la Liga Argentina a la Liga Nacional, fue el nuevo invitado del Instagram Oficial de la @ligaargbasquet.

Mario Sepúlveda es uno de los grandes íconos y nombres que tiene la Liga Argentina de Básquet. El neuquino es parte de la historia grande de la competición, con 14 temporadas dentro de la categoría y más de 20 años de carrera profesional, siendo partícipe de gestas inolvidables y de leyenda a través de tantos años. El alero que jugó la última 2019/20 en Centro Español de Plottier, fue el tercer y nuevo invitado en el Instagram Oficial de la Liga Argentina (@ligaargbasquet).

Surgido en Pacífico, Sepúlveda tiene una trayectoria enorme a través de las múltiples campañas que ha disputado, siendo uno de los jugadores récord en acumular cinco ascensos de forma consecutiva: El Nacional 2007, Olímpico de La Banda 2008, Unión de Sunchales 2009, El Nacional 2010 y Quilmes 2011.

Mario inició su camino por la categoría en Deportivo Roca para la 2001/02, aunque también fue registrando pasos por La Unión de Colón, Quimsa, El Nacional, Olímpico, Unión de Sunchales, Quilmes, Ciudad de Bragado, Petrolero Argentino y su querido Centro Español. También tuvo pasos previos por Liga B o el Torneo Federal (Unión Alem Progresista, San Jorge, Pacífico, Hispano Americano con quien consiguió su sexto ascenso, Pérfora de Plaza Huincul e Independiente de Neuquén)

La cuarentena, afectando lo que era su temporada infinita antes del retiro

"Hace un tiempo vengo jugando como en modo ahorro de energía, tratar de no gastar energía en algo que no necesito, en esto me pasó algo parecido. La incertidumbre, saber que empezó esto de la cuarentena y no saber cuándo va a terminar, me planteé que hasta que no esté todo configurado de nuevo no tenía como objetivo si seguía o no, o cómo seguía".

"Se planteó al principio de la temporada. Hay un montón de canchas a las que por ahí no vas nunca más y está bueno eso, incluso para las canchas a las que vas y te putean (risas). El proceso se va dando, y me ha pasado de ir hablándolo con otros jugadores que ha ido también pasando por esto mismo. Y son sensaciones, como que se te van prendiendo alarmas, como los dolores de cuerpo y estas cosas, incluso por así decirte que algo particular te incomoda más de lo normal. Entonces llega un punto donde pensas que no la querés pasar más mal, que no te gusta eso, y es un proceso interno que uno va llevando".

"En mi caso particular me encanta entrenar y compartir, creo que eso no lo voy a perder ni lo va a perder nadie. Pero cuando ponés también en la balanza los dolores que te vienen, que te cuesta un montón el recuperarte de un partido a otro, y llegar a una cancha arrastrando las piernas era algo que no me gustaba. Todo ese tipo de cosas las fui poniendo en una balanza".

"Sabía que podía competir, pero entonces era cuántos minutos, cuánto tiempo, saber si estaba a la altura de tal partido u otro. Veía a mis compañeros que al otro día del partido estaban volcándola y yo no me podía levantar de la cama (risas), entonces era algo que no estaba bien. Entonces esto del modo ahorro más el entendimiento y el entendimiento que siempre me brindó Boty (Santángelo, el entrenador), de saber si estaba un partido para más o menos, fueron cosas que hemos ido llevado adelante".

Los inicios y la retrospectiva a su larga trayectoria

"Tengo el recuerdo muy vivo de con 16 años verme en el espejo, preguntándome si esto es lo que quería, las cosas que iba a dejar de lado y cómo me iba a comprometer con esa decisión. Ahí arranca un recorrido tremendo, muchas cosas las he aprendido por equivocarme, por pasarlas, por pasar por distintos entrenadores y compañeros".

"A esta altura, viendo el camino recorrido es tremendo, y así y todo no me quedo con los logros sino con todo ese camino que lo aprendí a disfrutar en todo momento, eso es lo que destaco, que todo el recorrido lo disfruté, le metí para adelante, con errores y virtudes, para cumplir esos objetivos que son tremendo. Pero todo eso lo dejo de lado cuando empiezo a pensar esa parte que me queda para siempre: conocer gente de todos lados, gracias al básquet conozco todo el país, teniendo la posibilidad de jugar afuera... muchas cosas que ese niño de 16 años no se planteó pero sí al haberse comprometido con lo que quería, mirá todo lo que ganó en 25 años de carrera".

Su carrera al día de hoy

"Muchas veces lo he pensado y me he visto, llegando a la misma conclusión siempre. 'Llegué hasta acá, ¿y si tuviese que pensarlo y empezar de nuevo cómo lo escribiría o terminaría?' Y sería igual que hasta ahora, tal cual. Todo lo que me tocó vivenciar en un montón de lugares, cómo se potenció el club y de la forma en la que me sucedió a mí. Si vos me preguntaras si yo escribí esto, te diría que no pero me salió genial. Poder hacer una historia como la que hice y la estaba terminando. Me faltó un poco de ficción porque tendría que haber puesto la pandemia en el medio y cómo sobresalía. Creo que Spielberg me estaría mirando de reojo para ver cómo hacer una película con todo esto (risas)".

Proveedores Oficiales

Sponsors Oficiales

Soporte Tecnológico