Informes Especiales · 16 de Abril de 2020

Villa Mitre (BB)

El dominante nivel de Pennacchiotti

El pivote de Villa Mitre es uno de los jugadores más desequilibrantes que tiene la temporada 2019/20 de la Liga Argentina. Lidera en puntos, rebotes y media de valoración, siendo el gran faro de la gran campaña de Los Guerreros.

Por Lucas Leiva

En lo que lleva disputada la presente temporada 2019/20 de la Liga Argentina, podremos encontrar una serie de jugadores destacados a lo largo de estos más de 30 partidos disputados. La particularidad la encontramos en el rubro de los destacados estadísticos y la predominancia dentro de los mismos para justificar algunos momentos puntuales.

En este caso nos vamos a centrar en Franco Pennacchiotti, uno de los jugadores más determinantes que tiene actualmente la temporada. El bahiense es un faro de referencia dentro de su equipo Villa Mitre de Bahía Blanca y a través de su altísimo rendimiento permitió que los Guerreros se ubiquen a la fecha dentro de uno de los puestos más protagónicos dentro de la tabla.

Puntualmente Villa Mitre es el segundo clasificado de la Conferencia Sur de la Liga Argentina con un balance de 13 victorias en 21 presentaciones durante la segunda fase. Claro que esto se recuesta en el juego, la fluidez del mismo y la química como equipo que tienen todas sus partes, desde un cuerpo técnico que se mantiene hasta una base de jugadores que viene siendo fundamental. No obstante, el trabajo de Pennacchiotti resalta por su condición de dominante.

Pennacchiotti, uno de los rendimientos top de la temporada (foto: Prensa Villa Mitre)

El pivote es el máximo anotador de la Liga con un registro de 21,3 puntos por partido, pero también es el máximo rebotero del torneo con 12,9 tableros. Todo esto se amplía a que también es el jugador con mejor promedio de efectividad, con una media de 28,5.

Pennacchiotti acumula 682 puntos al momento, 42 unidades más que su sucesor en la tabla (Mauricio Corzo, de Atenas, con 640). En cuanto a rebotes, lleva un total de 415, y aquí quizá se puede visualizar un poco más su predominio: tiene 129 rebotes más que el segundo posicionado (Santiago González, capitán de Salta Basket, con 286).

"El parate por ahí me ayudó a poder refrescar un poco y poder estar disfrutando este momento. Sin lugar a dudas que estoy muy contento por los números individuales, la verdad no me esperaba que fuese a suceder así. Esto es algo que habla mucho del equipo, del armado, el quinteto titular es el mismo del año pasado, sabíamos que en esta Liga Argentina teníamos un desafío muy grande por delante y nos enfocamos en eso", explica el pivote.

Tal y como lo cuenta, para Franco el sostener y apostar a la continuidad de la columna vertebral del equipo ha sido clave para el rico presente que atraviesa la institución bahiense, y en consecuencia también para su desempeño, ya que dentro del grupo de jugadores se conocen a la perfección y eso permite que de la mano de la fluidez del juego lleguen también los resultados.

El nivel de Pennacchiotti lo transformó rápidamente en uno de los internos más dominantes de la Liga (foto: Prensa Villa Mitre)

Haciendo foco en lo individual, el interno de 2,05 metros remarca la diferencia del Torneo Federal y la Liga Argentina en cuanto al desarrollo del juego, y en esto menciona dos aspectos que tuvo que trabajar y que afortunadamente supo desarrollar rápidamente: la mejora de su físico y la velocidad en ambos costados de la cancha.

"Individualmente sabía que tenía que tratar de llevar lo que había podido lograr en el Federal a la Liga Argentina, y tenía que prepararme para jugar contra americanos que por ahí están más acostumbrados a jugar por ejemplo a otra velocidad. La diferencia principal del salto del Federal a la Liga Argentina es el físico, que acá hay jugadores más preparados y grandotes, y uno o dos segundos menos tanto en defensa como en ataque, tenés que estar a otra velocidad".

"Entonces me tenía que preparar principalmente desde lo físico y también ponerme el chip en lo mental para darle al equipo lo que necesitaba. Por suerte hasta ahora, más allá de los números, porque yo tengo 30 años y no pretendo ser alguien que se destaque por eso, pero sí quería realmente aportar al juego del equipo y lo he podido hacer".

Luego, sin escaparle al desafío de sostener este rendimiento en excelencia, Pennacchiotti explicó que la premisa es mantener y subir la vara, obviamente que siempre poniendo por delante al equipo. "Sin dudas que ahora sé que tengo el desafío de mantener este ritmo y poder ayudar desde mi rol al equipo a seguir subiendo y aspirar a lo que el torneo nos da. Como equipo creo que estamos haciendo notar que jugamos muy bien al básquet, que sabemos a qué jugar y en qué momento, y esa es la clave".

Previamente, antes de la temporada del ascenso del Federal a la Liga Argentina, Pennacchiotti pasó un periodo de años por Bahiense del Norte hasta 2018, aunque antes de ese proceso ya había tenido un paso anterior por Villa Mitre, por lo que para el Federal 2018/19 fue su retorno a la institución.

Y desde entonces a la actualidad, el ciclo que está cumpliendo en el club es de los mejores, por sobre todas las cosas porque se encuentra en un momento fantástico, independientemente de que esto obviamente está bien acompañado por los logros obtenidos a la actualidad.

Franco tuvo un paso de varios años por Bahiense del Norte antes de su regreso a Villa Mitre

"Volví al club la temporada pasada para reforzar al equipo, siendo que ya lo conocía porque nos habíamos enfrentado inclusive en varias instancias en el torneo local de Bahía. Y sabía cuáles eran las expectativas, con qué jugadores iba a compartir equipo y una vez que logramos el ascenso ya sentimos que era una especie de premio, la verdad es que nosotros lo vivimos así. Conlleva un esfuerzo muy grande lograr un ascenso", explica el jugador que la temporada pasada en el Federal promedió 18.4 puntos y 13.5 rebotes por noche.

"Siempre que logras un ascenso, y me ha pasado en el ascenso de Olavarría, tenés la ilusión de que la mayoría se quede y probar con eso. Es la apuesta que se quiere, los dirigentes apostaron un poco a eso y hasta ahora estamos todos muy conformes, más allá de algún que otro partido que se nos haya podido escapar", añadió, recordando la importancia de haber mantenido la base de jugadores de Los Guerreros para esta temporada.

Pennacchiotti, dentro de esa humildad y sinceridad que lo caracteriza no solo su personalidad sino también la de todo Villa Mitre, hace una última mención del rendimiento del equipo en general. Sin egoísmos, como bien define a este grupo de jugadores que llegó desde la tercera división y hoy está teniendo un desenvolvimiento que ilusiona a todo Bahía.

El pivote conforma junto al base José Gutiérrez una sociedad clave en los Guerreros (Foto: Prensa Villa Mitre)

El equipo conducido por Lisandro De Tomasi entiende esta situación de haber conseguido una sistemática de juego que lo viene dejando en una gran posición de cara a futuro, aunque como bien explica, todavía no está nada dicho y el tiempo de la verdad se podrá ver en la etapa más importante: los playoffs. Es ahí hacia donde apunta todo Villa Mitre para cuando las actividades se reinicien.

"Sabemos qué es lo que nos da de comer en momentos claves y ahí está en la diferencia. Ojalá lo podamos seguir llevando a cabo, y también sabemos, porque somos todos grandes, que lo importante se va a jugar en playoffs. La ubicación en la tabla nos va a servir al final del año, pero la diferencia de la temporada la vamos a hacer en los playoffs y esperamos que nos vaya bien, poder estar preparados cuando llegue ese momento. Hay partidos en los que hemos dominado, y siempre contra equipos que tienen americanos, contra equipos que ya tienen una estructura dentro de la Liga Argentina, y eso es algo que se siente en todo momento. Por eso estamos muy conformes con lo que hemos hecho hasta ahora", concluye.

Informe: Prensa AdC

TV Oficial

Sponsors Oficiales

Proveedores Oficiales

Transporte Oficial

Soporte Tecnológico