Liga Argentina · 09 de Junio de 2021

· D. Viedma · Lanus

Lanús lo hizo de nuevo: volvió a tumbar al puntero

En un cotejo electrizante, de un trámite de absoluta paridad, el Granate venció 78-76 a Deportivo Viedma, en la segunda jornada de la burbuja en su casa. Gran tarea de Leon Gilmore con 17 puntos y 9 rebotes.

Deportivo Viedma 76 - Lanús 78

Duelo picante, que surcó por una atmósfera de tensión y de lucha de poderes equitativos. Una verdadera batalla, que se resolvió en los instantes decisivos, un desenlace fiel a la trama protagonizada por ambos actores.

Lanús ratificó su enorme evolución y tumbó al líder Deportivo Viedma, con un apretadísimo 78-76, en el marco de la segunda jornada de la burbuja disputada en el Antonio Rotili. El Granate volvió a doblegar al puntero, al igual que el pasado 29 de abril (88-79) y engordó su récord a 10-8 (55.6%) para escalar al quinto puesto. Por su parte, el equipo patagónico se mantiene en la cima con su marca 13-4 (76.5%).

Para dimensionar la magnitud de la victoria del combinado de Leo Costa es menester remarcar que Depo solo cedió dos cotejos en sus últimas once presentaciones, y ambas caídas fueron en manos del Grana.

En el contexto de un trabajo colectivo concienzudo, el ganador dispuso de las labores sobresalientes de Leon Gilmore con 17 puntos, 9 rebotes y 22 de valoración y del interno Martín Franchino con un descomunal aporte de 14 unidades y 11 rebotes. En el rincón de Viedma se destacó Maxi Tabieres con 10 tantos y 4 recobres.

La historia arrancó con un clima de extrema concentración, con dos contendientes enfocados. Tras un lapso de equilibrio en el tablero, Lanús se despegó 14-8, motorizado en las resoluciones de Gilmore (9). El equipo de Bogliacino retornó a su circuito fluido y cerró abajo 21-18.

La dinámica del cuarto anterior se trastocó en un trámite más trabado (14 faltas de Depo), lo que se tradujo en la igualdad 37-37, a falta de 3 minutos. Las bombas (3/4) de los rionegrinos lo empujaron a distanciarse 45-37, mientras en la pintura se labraba una pelea electrizante entre Levy y Everett. El entretiempo llegó con Viedma en ganancia 45-40.

Tras las charlas en vestuarios, el Granate apostó por una formación alta con Franchino junto a la dupla extranjera, merced a la acumulación de faltas de Mariani e Ibáñez Paz. El dueño de casa experimentó un tramo positivo, con dominio aéreo (6 rebotes ofensivos) y los aportes de Franchino (10) y Everett (8) para culminar arriba 60-56.

Los nervios y las pulsaciones marcaron el ritmo del último episodio. Así se edificó un cuarto de tensión, de una pelea digna de noches de playoffs. El tablero evidenció esa paridad, con una progresión muy pareja. Mariani (10) abasteció al Grana, mientras que Tabieres (5) se fajó en la pintura para Deportivo. Lanús tomó una luz 73-67, con 2:30 minutos, pero lejos de asumir el control, el puntero reaccionó y le puso dramatismo con el triple de Capponi (78-76), a falta de 47 segundos.

En el tramo decisivo se repartieron errores y dificultades para anotar y en el último lanzamiento libre de Thygesen se produjo una guerra en el rebote hasta que el Granate se apoderó de la bola y sobre todo concretó el triunfo.

Informe: Prensa Lanús.

Fotos: Tatiana Fantoma.

Sponsor Oficial

Sponsor Oficial

Proveedor Oficial

Medios

Transporte Oficial