LNB 05 de Junio de 2021 | Peñarol · Peñarol

Peñarol 2014: el último anillo Milrayita con la mejor versión de Campazzo

El quinto título en su historia y la consagración para el actual base de Denver Nuggets llegó en el 2014. Hoy, a siete años del último grito de Peñarol campeón, recordamos la final ante Regatas que representó el crecimiento y despegue del base cordobés que ya tiene un nombre en la NBA.

En el día de ayer se anunció la convocatoria de los 15 jugadores citados a la Selección Nacional de cara a los Juegos Olímpicos de Tokio. En esta lista, 12 de los 15 formaron parte de la máxima categoría y hoy nos detenemos en mencionar a uno de ellos que se destaca actualmente en la mejor liga del mundo con Denver Nuggets. Hablamos de Facundo Campazzo. Este sábado se cumplen siete años de que el base pegó el salto a Europa sin antes dejarles a los marplatenses una última alegría: el título de la 2013/14. 

Un 5 de junio pero hace exactamente siete años atrás, Peñarol conquistaba su quinto anillo en la historia de nuestra competencia: el primer título en 1994, el tricampeonato entre el 2009 al 2012 y este del 2014, que es el último hasta la actualidad. Facu Campazzo fue el MVP de esas finales ante Regatas que lo terminaron de consagrar en el ámbito local para migrar a tierras europeas. El base creció y se desarrolló física, técnica y mentalmente en Peñarol desde su llegada allá por el 2007. A medida que fueron pasando las temporadas su temperamento y su convicción a la hora de jugar se fueron incrementando hasta ser un jugador totalmente completo.

Además de obtener el tricampeonato y esta última corona en el 2014, el cordobés fue galardonado con una gran cantidad de premios individuales dentro de su carrera en nuestro país: premio revelación, quinteto ideal, mayor progreso y mejor jugador de las finales en dos temporadas. Con el Milrayitas obtuvo otros títulos como la Copa Argentina, Súper 8, Copa Desafío, Interligas, Liga de las Américas. 

El entrenador al mando del plantel campeón, ya sin Oveja Hernández a la cabeza, era el Tulo Rivero, quien había sido asistente del elenco marplatense desde el año 2005, primero de Narvarte, luego de Carlos Romano y durante seis temporadas de Sergio Hernández. En la temporada 2013/14  y 2014/15, Rivero ocupó el cargo de entrenador en jefe. El Tulo conoció bien a Campazzo desde sus inicios hasta que se transformó en un hombre talentoso y con una fuerte mentalidad. El DT recuerda que "en la 2008/09 se incorporó al equipo profesional como tercer base, iba mejorando y de a poco se fue ganando la confianza de todos". "Ya en la 2011/12 se convierte en el base sustituto pero Tato Rodríguez deja el plantel por problemas de salud y ahí Facu empieza a ser titular. Lo mejor de Facu en esa época era su cabeza, mentalmente siempre quería más. Su crecimiento mental estuvo por delante del físico hasta que vuelve de un torneo con la Selección y ahí hace un clic en la alimentación y cambia por completo su físico. Eso le trajo una mejora impresionante en su juego", rememora el coach. 

Los nombres grabados en la historia hace siete años, además de Campazzo fueron los de Adrián Boccia, Gabriel Fernández, Forrest Fisher, Nicolás Giménez, Franco Giorgetti, Santiago Giorgetti, Leonardo Gutiérrez, Matías Ibarra, Martín Leiva, Julián Morales, Isaac Sosa, Axel Weigand y los extranjeros KeJuan Johnson y Eshaunte Jones que fueron cortados del plantel. 

En este certamen, el elenco marplatense se adjudicaría el torneo Súper 8 disputado en Mendoza luego de vencer a Quimsa en el encuentro definitorio. Peña llegaría a la gran final de la Liga tras derrotar a su archirrival Quilmes por 3 a 1 en cuartos de final y barrer la serie frente a Boca por 3 a 0. Para adueñarse del título debería ganarle a Regatas Corrientes, el campeón vigente. Nada era imposible para un equipo que contaba con un factor clave como lo era Campazzo. 

El primer punto fue para el elenco correntino por 86 a 77, Peñarol se adueñaría de los otros tres duelos por 103 a 82, 94 a 77 y 95 a 91. Nuevamente en Corrientes, Regatas se llevaría el quinto por 104 a 73, para que en el sexto y en el Poli, el Milrayitas lo cierre a su favor con el score 88 a 73, con un Campazzo en llamas que se fundió en el final del partido en un abrazo interminable con Leo Gutiérrez, ganador de su décimo título. El combinado marplatense culminó con el mejor ataque de la temporada con un promedio de 85.1% tantos a favor. 

“Empezó a dominar la Liga cerrándola con su última temporada que parecía guionada como una película yanqui, llegando a jugar la final con un Poli repleto y él haciendo un sexto partido con un último cuarto excepcional”, afirma el Tulo. En esta final, el pequeño gigante firmó una planilla de 33 puntos (23 en el último cuarto) en un sexto y definitivo encuentro ante Regatas para llevar a Peñarol a un nuevo título. Ágil, inteligente, competitivo y disciplinado todas estas características ya formaban parte de él. 

Tras su éxito en nuestra competencia, el armador argentino fue contratado por el Real Madrid y luego cedido al Murcia donde se destacó e hizo funcionar muy bien al equipo. El base regresó al Real donde esta vez tuvo un gran protagonismo y a medida que fueron pasando las temporadas se consolidó como uno de los mejores en su posición tras conquistar un gran cantidad de títulos entre Supercopa, Euroliga, Copa del Rey y Liga Endesa.

Facundo Campazzo comenzó a delinear una nueva generación de jugadores jóvenes y talentosos que surgieron en nuestra Liga y que ya escriben su propia historia tras la medalla de plata en la Copa del Mundo China 2019. Y ahora por qué no soñar con una medalla en los Juegos de Tokio. 

Informe: Prensa AdC Fotos: Marcelo Figueras

Sponsor Oficial

Sponsor Oficial

Proveedor Oficial

Medios

Transporte Oficial