LFB 19 de Marzo de 2021 | Obras · Obras

Amaiquén Siciliano, su regreso desde Canadá y el sueño con Obras

Atravesando un momento brillante, la base es una de las máximas destacadas del Tachero y la Liga Femenina. En la previa al Final 4, quien también juega y estudia en Canadá, explica cómo llega su equipo, objetivos y actualidad personal.

Por Lucas Leiva

Las rockeras de Obras Basket se llevaron el 1 de la fase regular con un récord de 8 victorias, de forma consecutiva, y apenas una derrota. El único partido que perdió fue en el debut ante Rocamora, luego lograron imponerse ante los restante ocho equipos del torneo, desplegando un nivel muy convincente, llegando a sacar diferencias importantes en más de una de sus presentaciones.

Y Amaiquén Siciliano es una de esas cartas del triunfo que tiene este gran equipo de Obras. No podemos poner al equipo como una de las sorpresas porque Obras siempre ha sido gran animador de la Liga Femenina, pero sí es cierto que conformó para este torneo un grupo de trabajo que se encuentra en momento de excelencia, que se traduce no solo en resultados sino también en el juego que despliegan cada vez que les toca pisar un parquet. Y mucho de este presente se lo deben a su base.

Por supuesto que Siciliano no está sola y la propuesta de las rockeras pasa también por otras jugadoras como Camila Suárez, Maribel Bárzola, la capitana Belén Echeverría y demás. Todas las jugadoras son determinantes dentro del esquema joven que tiene a disposición el entrenador Santiago Petersen, aunque sin dudas lo de Amaiquén es para subrayar por lo determinante que se ha vuelto.

"Sería el premio de la fase regular, de haberlo dado todo para terminar primeras y llegar donde hoy estamos. Estamos entusiasmadas, tenemos que hacer que todo lo que hicimos en fase regular valga. Si no conseguimos el objetivo no va a valer lo mismo. El objetivo principal es salir campeonas, por eso jugamos como jugamos e hicimos las cosas como debíamos hacerlas. Muy ansiosas y entusiasmadas, y con confianza. Si nos concentramos en lo que hacemos nosotras más que en el rival, podemos llegar a ganar. Sabemos que si jugamos como lo hemos hecho y sabemos, podemos llegar a ganarlo sin tener que hacer mucho hincapié en los demás. Ahora es cuestión de darle para adelante con todo lo que sabemos", explica Siciliano.

Amaiquén volvió a Argentina para jugar esta edición de la Liga Femenina, recordando que en los últimos años desarrolla su formación deportiva y académica en Canadá, en la Bishop's University de Quebec. Su explosión ha sido para enmarcar en todo este último tiempo, ya que si bien siempre mostró grandes condiciones desde aquellos años en Vélez Sarsfield (previamente también estuvo en otros clubes como Harrod's, donde surgió, o Sunderland), sin dudas que en este último tiempo su crecimiento es muy gratificante.

Fue nombrada Atleta del Año por la Fundación Excelencia Atleta de Quebec (FAEQ), como así también recibiendo el mismo reconocimiento por parte de su Universidad; y Jugadora del Año en RSEQ y base del Quinteto Ideal; parte del primer equipo U SPORTS de todo Canadá. Los galardones en la pasada temporada fueron múltiples, teniendo en cuenta que también en su campaña 18/19 siendo rookie también sumó varias distinciones. Se convirtió en una jugadora fundamental para la estructura, y ahora, aprovechando que la actividad en suelo norteamericano está suspendida, se sumó a Obras (equipo al que ya representó en los últimos años) para deslumbrar con su nivel.

"Pedí permiso en la universidad para volver. Decidí volver porque allá estábamos en cuarentena desde noviembre hasta el día que llegué. Se me estaba haciendo muy difícil estar tanto tiempo sin entrenar, sin poder ir al gimnasio y a la cancha. El día en el que confirmaron la Liga les notifiqué que quería volver y jugarla, de todas formas me tenía que quedar en Canadá hasta que confirmen que se cancelabala liga de allá y no podía volver hasta esa fecha. Cuando se canceló, y mientras tanto yo venía viendo cómo se iba dando todo acá, venía hablando con Obras y le dije que podía volver", cuenta la perimetral sobre su regreso al país.

Además, la posibilidad de volver y jugar con Obras, tiene un gusto particular para Amaiquén, donde siempre se ha sentido muy a gusto y dentro de un club que ha sabido esperarla a que su situación se resuelva para poder contar una vez más con su talento. La idea era, claro, mantenerse en ritmo de competencia, pero hacerlo en la institución de Avenida del Libertador es un plus.

"Súper contentos con Obras, siempre me esperan con los brazos abiertos y son lo más. Quería entrenar y no parar tanto, porque había parado desde que entramos en cuarentena en Argentina hasta que me fui a Canadá en agosto/septiembre, después entrené en Canadá hasta que se cerró allá, y cuando acá se abrió la posibilidad de volver decidí venirme".

La jugadora de 21 años (nació el 5 de septiembre de 1999) cuenta que su nivel ha ido en ascenso con el correr del torneo. Si bien venía de tener algunas sensaciones encontradas por su anterior liga en 2019 y sentía que no era la imagen que quería dar, la realidad en este 2021 demuestra que Siciliano siempre mantuvo un nivel altísimo más allá de algún que otro juego en el comienzo del torneo. Promedia 14,6 puntos, 3,7 rebotes y 2,2 asistencias en 28,5 minutos, siendo la 7° máxima anotadora de la Liga y también la 7° mejor triplera del certamen (1,6 de media).

"Me quedé con un gusto algo amargo de la liga pasada, de cómo había jugado, así que quería sacarme eso y volver a tener la imagen que suelo tener. Eso lo tenía un poco como personal (se ríe). A medida que los partidos iban pasando levanté el nivel. La verdad es que llegué entrenando prácticamente una semana y de ahí a la cancha, porque yo venía de cuarentena, y por eso capaz los primeros partidos no me sentí tan bien conmigo misma. Pero después, con el correr de los partidos, fui entrando en ritmo y me di cuenta que no había perdido mi juego, que por un momento tuve ese miedo también. Estoy satisfecha, pero de todas formas creo que todavía puedo dar más".

Incluso todo esto dentro de un contexto complejo por la situación sanitaria que se atraviesa a nivel mundial, con la pandemia y teniendo esta grandísima oportunidad de que acá en Argentina se pueda desarrollar, con protocolo acorde mediante, esta competencia. Todo esto también es un motivo de felicidad y celebración para Siciliano, que solo quiere disfrutar lo que tanto ama: jugar al básquet.

"Yo soy feliz acá, en Canadá o en el lugar que sea haciendo lo que me gusta. Disfruto poder estar jugando. Hay muchas chicas que no tienen la posibilidad de hacerlo por X motivo y yo me siento una afortuna de poder hacerlo, de poder estar en Obras, en un club así. Somos afortunados", cierra Amai, que tendrá mucho de los focos y flashes posados sobre su figura, entendiendo lo desequilibrante que es dentro de la columna vertebral de este Obras lleno de ambición y sueños por cumplir.

Fotos: La Liga Contenidos

Sponsor Oficial

Sponsor Oficial

Proveedor Oficial

Medios

Transporte Oficial