LDD Femenina 13 de Junio de 2020 | Berazategui

“Berazategui es una gran familia”

Paloma Alevatto llegó a Berazategui en búsqueda de nuevas oportunidades de crecimiento. Con la Selección Argentina participó de dos Torneos Sudamericanos juveniles.

Dentro de las consecuencias trágicas provocadas alrededor de la pandemia, podemos rescatar ciertos aspectos positivos y que están relacionados con transitar el aislamiento rodeado de las personas más cercanas. Para Paloma Alevatto esta situación le permitió “compartir mucho más tiempo con la familia” ya que al tener horarios disimiles nunca podían coincidir todos juntos, salvo en contadas ocasiones.

Estamos hablando de otra de las jugadoras de Berazategui con pasado en los procesos formativos de la Selección Argentina. Mientras transcurría el 2017 compitió en el Sudamericano U14 organizado en la ciudad colombiana de Popayán, torneo en el que finalmente el equipo concluyó en la cuarta posición luego de perder contra el seleccionado local.

Al año siguiente tuvo la oportunidad de representar al país en el Campeonato Sudamericano U15 de Aysén (región ubicada en el sur de Chile) aun cuando los resultados colectivos no fueron los esperados: “Es algo soñado y único poder ir a jugar un torneo con la Selección y de poder representar al país. Ya venía del Sudamericano U14 que me había dejado con ganas de volver a vestir la camiseta”. Durante la etapa previa al certamen necesitó redoblar los esfuerzos a raíz de que arrastraba un esguince de tobillo desde la semifinal del Argentino de Clubes.

En el 2018 llegó a Berazategui dado que representaba un importante progreso para su carrera dentro del básquet: “Venía de tener un muy buen 2017 y para seguir creciendo necesitaba de un cambio. Fue difícil por el hecho de que había estado durante muchos años en Temperley pero apenas fui a un entrenamiento en Berazategui me decidí al toque. Sin dudas no me arrepiento de la decisión que tomé”.

Tanto Paloma como el resto de sus compañeras destacan continuamente la cercanía y los vínculos generados con todas aquellas personas que participan de las actividades cotidianas del club, esto es con los entrenadores, dirigentes y con las familias: “Te hacen sentir parte desde el primer momento que entras al club. Va más allá del deporte en sí y eso es algo único de lograr. La verdad es que Berazategui es una gran familia”, añadió la jugadora con pasado en Unión Vecinal de Luis Guillón.

Entre el 2018 y el 2019 disputó varios de los encuentros de Liga De Desarrollo. Todos esas experiencias adquiridas en el Deportivo le otorgaron nuevas herramientas para “crecer de la cabeza”, para comprender que debía cumplir un rol determinado de acuerdo a las distintas instancias que se presentan en el desarrollo del partido: “Fue más que nada en saber aportar según lo que necesite el equipo en ese momento, de jugar en diferentes posiciones y en saber adaptarse a lo que el rival propone. Creo que este tiempo me sirvió mucho para crecer”, concluyó Paloma Alevatto.

Informe: Prensa CDB

Sponsor Oficial

Sponsor Oficial

Proveedor Oficial

Medios

Transporte Oficial