LFB · 15 de Abril de 2021

Flor Chagas, la primera argentina seleccionada en el Draft de la WNBA

Fue elegida por Indiana Fever en el pick 31 de la tercera ronda del draft que se celebró este jueves por la noche. Conocé el perfil de la jugadora que se inició en Casa Padua y pasó por clubes como Vélez, Los Indios de Moreno y Berazategui.

Por Julián Mozo

“Estar en el draft y tener la chance de jugar en la mejor liga es un objetivo que nunca voy a dejar de buscar”. Hace poco más de tres meses, Flor Chagas hablaba de su ilusión y, a la vez, el objetivo. A los 19 años, mientras se destaca en el Empoli de la A1 de Italia, la base-escolta sabe que tenía condiciones para soñar con lograr lo que ninguna compatriota había alcanzado y que este jueves se confirmó. En un par de días, esta chica de 1m78 pasó de no querer anotarse en el listado de jugadoras elegibles a hacerlo, a última hora, por la insistencia de tres equipos de la NBA femenina que se le pidieron exclusivamente a la competencia. Indiana, Connecticut y New York fueron los que mostraron más interés y justamente fueron las Fever de Indiana quienes terminaron seleccionándola en el puesto #31 de la tercera ronda.

“Estar en el draft sería un sueño. Es algo que me ilusiona mucho”, adelantó, y luego sí poder pensar en estar en un draft o llegar a esa competencia esta chica que se inició en Casa de Padua, un club del Oeste en el que cuentan que, con 12 años, jugaba con varones más grandes. Pasó también por Vélez, Indios de Moreno y Berazategui, tres clubes con presencia fuerte dentro de la Liga Femenina y remarcando el hecho de que en Bera disputó un par de partidos de la primera edición de la Liga, en 2017.

Su enorme talento y esa capacidad que desde muy chica ya proyectaba un futuro brillante, hicieron que Flor despliegue sus alas desde temprana edad. Saltó a la fama en un campus internacional en Bahamas, en ese mismo año del 2017, cuando fue la MVP del AllStar y empezó a recibir muchísimas propuestas. Terminó eligiendo irse a Italia por sobre universidades de Estados Unidos, cuando con apenas 16 aceptó la oferta del Famila Schio, uno de los equipos más poderosos del país y también de Europa (dominante en la A1 de Italia y también en el continente, con presencia en Euroliga).

Para la última temporada pasó de Schio a préstamo al Empoli, con la idea de sumar más tiempo en cancha y seguir creciendo. “Esta temporada necesitaba tener la posibilidad de sumar minutos para, en competencia, agregar cosas a mi juego. En Empoli tenemos importantes nombres y experiencia en la categoría, por eso estuvimos en el lote de arriba (NdeR: sextos en la fase regular con marca de 15-10) y queremos más en playoffs. Mi objetivo es volver al Familia Schio con más experiencia y un mejor nivel para convertirme en un una jugadora referente dentro de un equipo con protagonismo europeo”, comentó quien tiene el potencial para convertirse en una jugadora de elite mundial.

Chagas es una base-escolta que tiene una marcada polifuncionalidad en cancha. Hoy es mucho más una jugadora que se desempeña mejor en el puesto del 2, aunque puede cumplir funciones como 1, armando juego, con buen tiro de tres y reboteando. Ofrece garantías con el balón en mano como así también sin él, porque además mejoró considerablemente su defensa en estos últimos años y desde lo físico también es muy fuerte. Jugadora determinante con apenas 19 años. Desde chica marcó diferencias y nunca se conformó, por eso siempre fue por más y continuamente ha buscado dar saltos de calidad en su carrera, algo que marca claramente su carácter.

“Me siento cómoda en ambas posiciones. Hoy, realmente, no hay tantas diferencias entre posiciones, más en este nivel, pero si tengo que decirte una, apunto a ser base y siento que es una tarea más difícil”, admitió quien debutó en la Selección en Mayor en 2019, en el Preolímpico que se disputó en Bahía Blanca. “Fue otro sueño cumplido, una gran experiencia. Ahora aspiro a, cada año,lograr una mayor participación y sumar experiencia para estar a la altura de lo que significa. La gran ilusión es estar en los Juegos Olímpicos de París 2024 por primera vez con una Selección argentina”, reconoció quien se ilusiona con que se siga potenciando el básquet femenino en el país.

Hace años que el básquet argentino la mira con mucha ilusión y le ha puesto un mote que lleva con naturalidad. “Que me digan que soy la joya del básquet femenino argentino es algo que me despierta gratitud y me llena orgullo. Quiere decir que todo lo que tengo no llegó por arte de magia sino por mi esfuerzo diario. Lo tomo con un lindo mimo de esta hermosa profesión”, cuenta.

Chagas hace historia en el básquet y el deporte femenino, y su camino sigue agigantándose, conociendo no solo el horizonte que proyecta sino también todo lo que ha trabajado y seguirá trabajando para seguir creciendo. Este jueves rompió otra barrera y va por más.

Bebida Oficial

Sponsor Oficial

Proveedor Oficial

Medios

Transporte Oficial