LNB · 26 de Junio de 2022

Ferro · Ferro

Ferro anunció la continuidad de su DT Fede Fernández y varias renovaciones

Fede Fernández seguirá siendo el DT del Verdolaga, que ya comenzó a confeccionar su plantel para la 22/23 con las renovaciones de Laterza, Gargallo, Luchi, Bettiga y Spano.

En cuanto terminó la participación de Ferro en la temporada 2021/2022, una Liga Nacional que tuvo al Verdolaga como protagonista de principio a fin y siempre en los primeros lugares del campeonato, el club comenzó inmediatamente a trabajar en el armado del plantel para lo que será el próximo certamen, que si bien aún no tiene una fecha de inicio confirmada, está prevista para los primeros días de octubre.

La principal noticia para Ferro es que volverá a contar con Federico Fernández como entrenador, quien renovó su vínculo con el club y estará al frente del plantel por tercera temporada consecutiva. Además, también extendieron sus vínculos Juan Ignacio Laterza, Lucas Gargallo y Marcos Luchi, quienes llegaron al equipo en la temporada pasada y se convirtieron en piezas importantes del plantel.

Por otro lado, Valentín Bettiga, quien hace tiempo ya dejó de ser una de las jóvenes promesas del club y se convirtió en una realidad en la Liga, volverá a vestir la camiseta de Oé durante la 2022/23. Fernández también tendrá a disposición a Tomás Spano, uno de los principales engranajes del Verdolaga, quien se perdió la segunda parte de la temporada por la rotura del ligamento cruzado anterior de su rodilla izquierda.

A ellos también se sumará Felipe Rodríguez, máximo anotador de Ferro en la Liga de Desarrollo, quien si bien ya sumó minutos en la Liga pasada, en esta competencia buscará consolidarse dentro del primer equipo y en la categoría.

Con la base ya asegurada, en los próximos días se anunciarán los refuerzos que terminarán de conformar el plantel. Y justamente ya pensando en lo que será el próximo campeonato y en el armado del equipo, Federico Fernández habló sobre lo que se viene, de los nuevos objetivos y analizó la gran actuación de Ferro en la temporada pasada.

“El balance fue altamente positivo. El equipo sorprendió de golpe, tuvimos una adaptación grupal muy rápida, de pasar de grupo a equipo rápido. Creo que era algo que imaginaba que podía llegar a pasar, por lo menos en cómo creía que se iban a llevar ellos como grupo, pero obviamente la incógnita de cuándo se iba a convertir en equipo uno no lo sabía y creo que se hizo bastante rápido. Más allá de ser la primera experiencia de varios, me parece que el equipo se consolidó en un momento de la temporada donde tenía un Norte y sabía que podía terminar en un techo alto, como entrar a los Playoffs. Me parece que lo hicimos y de buena manera”, comenzó Fernández sobre el balance de lo que fue la actuación en la 21/22.

En la misma línea, agregó: “Pero como digo eso, quizá también te digo que nuestro rendimiento los últimos 10 partidos bajó. Obviamente también tuvo que ver con el desgaste, con que los rivales también te estudian y te sacan tu fortaleza. También hubo un pico de rendimiento individual y grupal muy bueno, creo que junto a Quimsa fuimos uno de los equipos más regulares en cuanto a que podíamos perder dos partidos, pero el tercero lo ganábamos. Además, nuestra localía fue fuerte, a nivel de la de Comodoro. Me parece que el equipo no tuvo sobresaltos, ni cinco o seis partidos sin ganar, muchos equipos han tenido esos baches negativos y nosotros no. Eso lo hace positivo”.

A la hora de analizar lo que fue la eliminación de Ferro en los octavos de final de los playoffs, explicó: “Nos quedamos por ahí con la espina de no haberle ganado de local a Oberá. Nos reíamos irónicamente pensando en la situación por la que no clasificamos con la ventaja de la localía. Fue por ese triple de Martín Fernández de mitad de cancha que perdimos la ventaja. Me acuerdo ese día, en el momento que terminó el partido, dijimos ‘ya veo que perdemos la ventaja con Oberá y es por este triple’, por haber tomado una apresurada decisión en ofensiva. Pero creo que somos merecedores del lugar en el que estuvimos. Me hubiera gustado terminar octavos y no novenos, porque fuimos octavos todo el año y llegamos a estar, a tres fechas del final de la fase regular, con la chance de ganarle a Boca y terminar 5º.

-Justamente hablando del cierre de la Fase Regular, ¿qué sensación te quedó de lo que fueron las caídas con Platense y Boca en el antepenúltimo y penúltimo partido? Porque después de la espectacular victoria frente a Peñarol, un rival directo, parecía que Ferro podía terminar mucho más arriba de lo que finalmente terminó.

-Lo que pasa también es que por ahí los equipos que no habían estado regulares a lo largo de la temporada, como Regatas, San Martín y Oberá también, tuvieron partidos fuera de su casa que los han ganado. Ganaron tres seguidos de visitante que les permitieron igualarnos en el récord y pasarnos por uno. Nosotros teníamos ventaja con Regatas y con San Martín y cualquier triple empate nos beneficiaba a nosotros. Me parece que el partido con Boca hicimos tres cuartos muy buenos, pero el último, la verdad, fue malo. Y con Platense directamente no estuvimos. Tuvimos la mala suerte de que Nacho Laterza no pudo jugar, Gallegos andaba con algún dolor en la rodilla y tuvimos que jugar gran parte de ese partido con Gargallo de 1. Y ellos tuvieron una noche terrible desde la efectividad. Ganándole a Boca de local nos asegurábamos el quinto puesto. Y si le ganábamos a Boca, Platense y Obras, quedábamos cuartos y le sacábamos el cuarto puesto a Peñarol que le habíamos ganado los tres partidos en el año. Porque le ganamos en el Súper 20 y los dos de la Liga. Nosotros teníamos mucha ambición. Hablándolo con el cuerpo técnico, sabíamos que podíamos llegar a tener una merma en el rendimiento y siempre decíamos ‘que no sea ahora’. Creo que no tuvimos esa fortuna de estar completos para terminar de ponerle el moño a la temporada, pero las expectativas que tenían desde el principio todos, nosotros incluidos, se han superado. Y está bueno también que haya terminado así porque vamos a ir por más. Porque de un año a otro que me tocó dirigir, salimos 18º y subimos nueve puestos. Creo hay chicos que fueron parte de los dos procesos y eso los hizo madurar mucho.

-Tal vez se hace el foco en los últimos partidos, pero a lo largo de la temporada Ferro se sobrepuso a un montón de situaciones, como la lesión de Spano, la baja de Vasirani durante dos meses. Siempre Ferro salió adelante…

–Yo me sentí súper orgulloso del equipo. Cuando por ahí hay muchos que subestiman el Súper 20, de la noche de la mañana, de estar entrenando, estábamos en una reunión con los otros siete equipos para ser parte de la final del torneo. Había muchos equipos que ya estaban descansando y nosotros teníamos el privilegio de poder estar ahí, con una muy buena participación. Estuvimos entre los ocho mejores durante todo el año y eso lo recontra súper valoramos y si miramos atrás, como este detalle que te digo, nos llena de orgullo a todos por el trabajo hecho.

-Más allá del hecho de convertirse de grupo a equipo rápido, ¿cuáles te parece que fueron los puntos altos del equipo esta temporada?

-Yo me quedo con la regularidad que tuvimos. Lo que resalto es eso, más allá de las grandes personas con las que pudimos armar el equipo, ellos entendieron la idea, la asimilaron, y tuvieron el temple necesario para tomar decisiones. También me llamó la atención que no hubiera un jugador de Ferro premiado en la Liga Nacional, pero para bien. Porque realmente creo que el equipo fue la figura. Sí se pudo haber destacado alguno más que otro, pero era un equipo. Entonces me parece que a Ferro se lo ha valorado como eso, que es lo que queríamos generar. Y todo en base al convencimiento, porque ellos estaban convencidos. No es que eran obedientes, porque a veces cuando sólo sos obediente, llega un punto en el que por ahí te cansás. Si no hacés las cosas convencido, no vas a para ningún lado y ellos creo que se han unido mucho dentro de la cancha. Los que ya se conocían era impresionante como en un momento de la temporada se miraban y ya producían algo. Me quedo con eso, con que fuimos muy regulares, con que fuimos protagonistas toda la temporada para bien y, sobre todas las cosas, que nos convencimos que nos iba a ir bien en una etapa temprana.

-¿Te molestó que no reconocieran a ningún jugador de Ferro de manera individual?

–Creo que los reconocimientos se dan siempre dentro de la cancha. En los últimos partidos luchábamos con los chicos para que pongan el foco sólo en el juego. Porque el hecho de que hayamos sorprendido, que los chicos se sentían importantes en el torneo y demás, a veces te llega a confundir. El respeto que te ganaste no te hace ganar partidos, te hace hacer pie en la Liga. Y no porque hayas hecho pie en la Liga y con un presupuesto bajo, que nadie esperaba que estemos donde estuvimos, vas a ganar un partido porque fuiste bueno durante la Fase Regular. Hemos tenido un montón de mimos durante la temporada, con árbitros felicitando a los jugadores y al cuerpo técnico por la nobleza que teníamos a la hora de jugar, porque éramos un equipo que daba todo, que se notaba y que no hacíamos las cosas fuera del Fair Play. Pero digo más que nada lo de la premiación, por una cuestión de que netamente el premio para nosotros fue el equipo.

– Hablaste de la temporada anterior, que fue tu primera experiencia como entrenador principal, donde Ferro terminó 18º en la Liga. Ya en tu segundo año, el equipo fue protagonista de principio a fin y finalizó noveno en la temporada regular, ¿cómo viviste vos personalmente y profesionalmente todo lo que fue esta temporada?

–Con mucha felicidad, con mucho optimismo, porque lo que se veía en las prácticas a uno lo hacían sentir tranquilo, creo que estábamos todos en la misma tónica. A diferencia de lo que pasó en el primer año, que era la primera experiencia de los chicos del club, de Toto (Spano), Theo (Metzger), Juan Martín (Bello), el Ruso (Bettiga), y agregarles cuatro jugadores mayores como los que agregamos, que por ahí no se conocían ellos mismos tampoco, no terminamos de ensamblar un buen rendimiento general. Pero la primera parte de temporada el equipo terminó el año en Playoffs y tuvimos la mala fortuna de arrancar el año perdiendo siete partidos consecutivos y creo que eso nos condenó un poco. Este año fue distinto como funcionó el equipo, pero la idea fue la misma. De hecho con Ezequiel armamos un proyecto ofensivo y defensivo de lo que fue la primera temporada y lo hicimos curso y hay un montón de cosas buenas que el equipo también estaba convencido de hacer, que se palpaban y se veían en la cancha tanto adelante y atrás. Quizá si lo hacemos este año va a haber más cosas, pero creo que el primer equipo también tenía una esencia y una forma de juego con la cual estaban convencidos. En lo personal me sentí súper orgulloso de haber tenido los comentarios que han hecho de uno y del equipo, a uno le llena el pecho  y lo hace saber también que así como nos fue tan bien, hay que mantener los pies sobre la tierra. Esto es así, es una cuestión de resultados y es lo que mandan.

-¿Cómo se está preparando Ferro para la próxima temporada?

-Ya estamos trabajando en el equipo. La idea era tratar de mantener a la mayoría y cambiar dos o tres caras también le haría bien para no sentir que nunca cortamos. Porque seguramente la segunda semana de pretemporada, cuando dejemos un poco más la parte física para pasar al básquet, nos vamos a volver a adaptar rápido, pero al segundo mes de competencia capaz que, no digo que nos cansemos, pero puede ser contraproducente que tengamos las mismas caras. O al contrario, nos hace más fuertes y nos hace ir por más. Pero ahora depende mucho también de cómo podamos estructurar el equipo. Lo que también les planteé a los dirigentes, y que concordamos y consensuamos, es que me parece que al equipo hay que reforzarlo y renovarlo, no incorporar. Siempre que el mercado lo permita, es renovar y reforzar. No es lo mismo reforzar que incorporar. Yo para incorporar, le renuevo a todo el plantel que teníamos porque ya conocen la idea y a dónde vamos. Cuando vos incorporarás, esa persona se tiene que adaptar. Sabemos que de la Liga Argentina a la Liga hay un período de adaptación, donde los chicos ya empiezan a entender la Liga, que hay otro roce, que es mucho más físico. Entonces si nosotros podemos renovar y  reforzar con jugadores de una jerarquía estándar a una jerarquía buena, con experiencia, creo que podemos estar partiendo de la misma base de lo que pasó el año pasado.

- ¿Cómo se encara esta temporada después de todo lo que se logró en la pasada? ¿Cuáles son los objetivos y qué mensaje le podés dar a los hinchas?

-En principio, que estamos trabajando para poder intentar en este mercado temprano, que por ahí no hay cifras claras y todo este aumento y la inflación hacen que uno tenga que volver a arrancar un poco de cero,  ver qué jugadores se puede traer y en qué momento. Pero la verdad que todo va a ir en base al equipo que podamos armar. Si podemos armar lo que tenemos en mente, la idea es entrar a los Playoffs de nuevo. Si tenemos más caras nuevas que viejas, trabajaremos en convertirlo de grupo a equipo rápido y ver a partir de la primera etapa del año para qué estamos. Pero siempre Ferro, al no tener presupuestos como los equipos del sexto puesto para arriba, tiene que pensar en mantener la categoría como principal objetivo. Si pudimos conseguir con un equipo que por ahí no muchos esperaban cosas buenas entrar a Playoffs, iremos por eso, porque nosotros queremos estar siempre en los primeros lugares y no excusarnos con lo del presupuesto porque hemos demostrado que el presupuesto muchas veces marca cosas, pero la temporada pasada desafiamos esa lógica. Vamos por más.

Informe: Prensa Ferro