LNB · 11 de Mayo de 2021

Análisis: El día en que el Ciclón volvió a desplegar su arsenal ofensivo

San Lorenzo, tras ponerse el overol en los últimos juegos, recuperó su mejor ofensiva en el Juego 3. Más paciencia, fluidez y confianza en el tiro. Grandes actuaciones individuales para llegar a 89 puntos, con alta eficacia de campo y de tres puntos.

Y un día reapareció la gran ofensiva de San Lorenzo...

Y qué mejor momento que pasara para dejarlo a un triunfo del histórico pentacampeonato.

Desde la semifinal contra San Martín, el Ciclón se había puesto el overol. Había demostrado que podía defender como los mejores, sin depender del gran talento individual ni de su devastador poder de fuego. Pero, a la vez, sabía que necesitaba recuperar su confianza para el aro. Y vaya si lo hizo en el Juego 3. El mejor momento para recuperar la memoria ofensiva.

Lo hizo, sobre todo, en el primer tiempo, cuando sacó una diferencia decisiva para luego controlar las reacciones de Quimsa en la segunda mitad. En esa etapa le salió todo, como desde que empezó a encontrar su mejor nivel, ya cuando estuvo completo. De entrada tuvo paciencia, fluidez y mucha confianza para el aro. El primer cuarto lo ganó 27-16, con un letal 5-6 triples, con dos de Romano y dos de Penka, ambos sin fallar. Nico, justamente, un obrero, volvió a ser factor X en la serie, con diez puntos en ese parcial. Vildoza, decisivo en el goleo en los dos primeros juegos, repartió para el resto (tres asistencias).

En el segundo cuarto la exhibición azulgrana se acentuó y sacó 22: 53-31. Tuvo un altisimo 69% de campo (18-26), con un decisivo 7-10 triples. Romano llegó a 15, con Fjellerup (11) y Aguirre (10) complementando la nueva explosión ofensiva del ala pivote. Cuando Quimsa tuvo su reacción, en el tercer cuarto, San Lorenzo fue inteligente. Es verdad que perdió volumen de juego y calidad en lo tiros, pero tanto como que bajó el ritmo de juego, paró un poco su ofensiva y se arremangó en defensa.



Pero nunca dejó de mirar el aro. Acuña y Hernández aportaron lo suyo, sumándose al recital. Y así todos, de a poco, esperando su momento para brillar hasta tocar la máxima de 23 en el final. Así San Lorenzo terminó anotando 89 puntos, con 54% de campo y 44% triples. El despliegue de todo el arsenal. En el momento más esperado. El que necesitaba para quedar a un solo triunfo de hacer historia. Otra vez.

TV Oficial

Sponsors Oficiales

Proveedores Oficiales

Transporte Oficial

Soporte Tecnológico