LNB · 30 de Abril de 2021

San Lorenzo

Romano tras la reacción del Ciclón: “Sacamos nuestro amor propio, de ninguna forma podía terminarse así”

El juninense, figura del triunfo, habló del carácter y la defensa del Ciclón y dejó un mensaje para este domingo: "Sabemos que esta diferencia no es real, el tercer partido va a ser una guerra".

Por Lucas Leiva

Historia diferente. San Lorenzo dejó atrás aquella deslucida imagen que había mostrado el miércoles, y en el segundo juego, acorralado y obligado a ganar, mostró sus garras y se encontró una versión más acorde a la que nos tiene acostumbrados. Le ganó por 89-61 a San Martín con un despliegue defensivo para igualar las semifinales. Nico Romano, el ala pivote juninense, resultó esencial por su trabajo en ambos costados, finalizando con 20 puntos (6-8 en tiros de campo y 7-8 en libres), siete rebotes y 28 de valoración. En diálogo con Prensa AdC, la figura del triunfo azulgrana habló sobre este juego y la batalla que se prevé para el tercer partido de la serie, este domingo.

-Claramente hubo un cambio muy drástico respecto al primer partido. Otra energía, otra determinación, otro juego... Casi un equipo diferente.
-Mirá, creo que lo que nos pasó a todos es que San Martín nos sorprendió muchísimo por la manera en la que encaró el primer juego. Pensábamos que iban a jugar de otra manera y salieron muy decididos a querer robar el partido, a ganarlo, y decididos en que quieren jugar una final. Veníamos de jugar contra un rival que defiende de una manera distinta y donde nos sentimos más cómodos jugando (NdR: en cuartos eliminaron a Instituto), y acá nos encontramos contra un San Martín que es una de las mejores defensas del torneo, que supo aprovechar todas las ventajas que tuvo. En ese primer cuarto del partido pasado no nos salió nada y ellos estuvieron excelentes, tanto en lo defensivo como lo ofensivo, nos obligaron a correr de atrás todo el partido y se nos hizo muy cuesta arriba. Cuando nos metimos en partido, ya nos habían sacado una diferencia grande. Lo que cambió ahora es que nosotros encaramos el partido con mucha actitud, sabiendo que no había mañana. Cuando pasa eso uno trata de jugar bien, dejarlo todo en la cancha y eso ayudó a que nosotros ganemos. Hicimos un partido defensivamente muy bueno, nada que ver con el primero. De todas formas está claro que la diferencia entre los dos equipos no es ni la del partido anterior ni la de este de hoy.

-¿Los puso muy contra las cuerdas el 0-1?
-Cuando se armó este equipo creo que todos los jugadores, tanto los que siguieron como los que incorporamos, cuerpo técnico inclusive, llegamos a San Lorenzo con el objetivo de jugar las finales. Entonces el miércoles nos encontramos en la final con un partido que San Martín nos gana muy bien, y como que todo lo que uno hace en el año si no lo hacés bien en los playoffs parece que lo tirás a la basura. Por eso creo que sacamos un poco de amor propio y también decir "Estamos acá porque queremos jugar las finales".

-Hablame de ese planteo defensivo que hicieron.
-Creo que para poder jugar finales o ganar un partido de semifinal hay que dejarlo todo, algo que yo lo relaciono mucho con la defensa. Hoy entramos muy concentrados y se notó. Sacamos ese amor propio, eso de decir "¡Estamos en San Lorenzo, queremos jugar finales, queremos ir por todo!". De ninguna manera esto podía terminarse así, la única manera que se iba a terminar era sacándonos a los 12 jugadores en una camilla por haberlo dejado todo. Y se ganó, por una diferencia muy grande que no es la real entre uno y otro, pero nos deja muy conformes. Pisamos fuerte, pudimos decir "Acá estamos, podemos hacerlo mucho mejor". Ahora hay que trabajar y pensar en que todavía se pueden mejorar algunas cositas, seguir haciendo lo que venimos haciendo bien para tratar de que el domingo también podamos hacer un buen partido desde lo actitudinal. Sabemos que esta diferencia no es real y que San Martín es un grandísimo equipo, demostró serlo, y nos va a costar mucho el domingo.

-En todas las defensas de hoy llegaron ese segundo adelante que no habían podido tener el miércoles, parte de esa intensidad y concentración.
-Tal cual, y te digo más: por los números en eficacia nosotros somos los mejores defensores de la Liga y en puntos recibidos son ellos, pero también acá es cierto que San Martín tiene un ritmo de juego bastante más bajo que el nuestro y eso hace que también reciban menos puntos. Hoy mejoramos muchísimo la parte de la defensa del pick and roll, sin cambiar demasiadas cosas del primer partido ahora lo hicimos mucho mejor. Y en la parte ofensiva, más allá de que en el primer tiempo nos fuimos al descanso con esa ventajita de cinco puntos, Silvio (Santander) nos dijo que estemos tranquilos, que lo estábamos haciendo muy bien atrás y que en ataque teníamos que ser pacientes porque tenemos jugadores con mucho poder de gol y que cuando se nos abriera el aro sacaríamos una buena diferencia. Seguimos defendiendo de la misma y así fue cómo en el tercer cuarto tuvimos un poco más de pase y efectividad, y eso nos ayudó para sacar esa ventaja.

-Recién hablabas de mejorar algunos detalles y al menos desde lo individual es difícil es pensar en una mejor actuación tuya. ¿Qué hay que mejorar?
-Algo para corregir es que nosotros en el primer tiempo tuvimos dos asistencias de equipo, entonces yo trato de ver eso, que en el primer tiempo nos faltó dar un pase más para tratar de tener un mejor tiro. Son pequeñas cositas, es difícil hacer un partido a la perfección y más cuando enfrente tenés a un rival como San Martín, ojalá que se dé un partido como hoy pero estamos seguros de que no va a ser así, y por eso vemos esos detalles que se pueden seguir mejorando para acercarnos lo más que se pueda a esa perfección.

-Voy por el lado de la experiencia en el juego decisivo y encontrás a Penka, Vildoza, Faca Piñero, vos... ¿Eso te genera confianza para el domingo?
-Después del baldazo de agua fría que nos comimos en el primer partido, te diría que nada me hace sentirme confiado de que podamos ganarlo. En mi caso trato de prepararme para todos los partidos de la misma manera, ahora estamos en instancias decisivas y hay que dar un plus en la parte de concentración y actitud. Lo único que sé es que nos vamos a enfrentar a un equipo con todas las letras como San Martín. Este tercer partido va a ser una guerra total. Está demasiado claro que ellos están dispuestos a jugar una final y nosotros también. Creo nosotros somos un gran equipo defensivo y eso es lo que a mí me deja tranquilo, que cuando estamos concentrados y nos ponemos a defender es muy difícil que nos anoten. Después la pelota adelante puede entrar o no, pero es lo único que te diría que me genera algo de confianza. No soy el único que te lo va a decir, porque de hecho todos lo decimos, pero todos los partidos son historias completamente diferentes. Por mi parte trataré de dejarlo todo y si sale un buen partido mejor, pero siempre tratando de ayudar al equipo de la mejor manera.

-¿Hay presión por ser San Lorenzo? Porque en mayor o menor medida todos le cargan esa mochila a ustedes como candidatos junto a Quimsa.
-Todos los que llegamos a San Lorenzo fue para estar acá en este momento. Algunos pueden sentir presión y otros no, yo lo único que pienso es en disfrutar cada partido y en esta instancia jugar cada uno como si fuese el último. No pienso en otra cosa, no pienso que por estar en San Lorenzo tengo que estar siempre ahí arriba, pero sí es verdad que vinimos para estas cosas. En mi caso no es presión, a mí me gusta esta clase de partidos, de instancias. Lo disfruto, trato de dar siempre mi 100% y después dejar en manos de Dios lo que suceda. En definitiva uno siempre ganar y va por todo, como todo deportista, y además yo ya tengo 33 años y en esta etapa casi final de mi carrera quiero ganar lo más que pueda, estar en equipos competitivos y disfrutarlo.

 

TV Oficial

Sponsors Oficiales

Proveedores Oficiales

Transporte Oficial

Soporte Tecnológico