LNB · 30 de Abril de 2021

Quimsa · Quimsa

Cosolito y un secreto del finalista: "Cada uno tuvo su batalla durante este año, lo trabajamos con un psicólogo"

En una temporada extenuante por las dificultades de la pandemia que azota al mundo, Quimsa fue protagonista permanente a nivel local e internacional. El alero, una de sus figuras, abre las puertas de la intimidad de su plantel en la previa de la final de la Liga Nacional.

Por Noelia Ortmann

Mauro Cosolito ya había advertido su voracidad tiempo atrás: "Somos un equipo y queremos ir por más". Al capitán de la Fusión se lo escucha feliz tras la clasificación de su Quimsa a la gran final de la Liga Nacional. Los santiagueños superaron a Boca en el segundo encuentro de semifinales y liquidaron la serie que les permitió el acceso a una nueva definición. Ahora tendrá que superar un último escollo: San Martín o San Lorenzo, una definición podría darse este viernes en el segundo encuentro o el domingo si el Ciclón consigue forzar un tercer juego.

Pero Cosolito no piensa más allá. Después de cenar, bajar algunas revoluciones y permitirse festejar un poco por la clasificación, el alero reflexionó en diálogo con Prensa AdC sobre las sensaciones que lo invadieron en aquellos instantes. El alero valoró el gran trabajo de todo el equipo e hizo hincapié en lo importante que fue el apoyo y ayuda del psicólogo deportivo para llevar adelante esta dura temporada. La fe, la confianza, se incrementan día a día en un equipo que parece no tener techo. 

-Pasaron Comu y ahora Boca. Las dos series por 2-0 pero con partidos durísimos. Me imagino que estás más tranquilo y feliz, ¿no?

-Tenemos una gran alegría por el trabajo realizado. Estamos muy felices, contentos. Crecimos en el juego, a diferencia de los otros tres, este último se jugó muy duro. Ellos quisieron quizás hacerlo más físico, sacarnos de la cancha de esa manera, pero tenemos recursos para jugar así. Cada uno tiene sus momentos. En esta serie apareció más Ismael (Romero), la anterior me tocó a mí o a Leo (Mainoldi) por ejemplo. Lo importante siempre es el resultado final, que el equipo gane, y no quien se destaque. Hoy por ejemplo Brandon (Robinson) jugó un gran partido también. Estamos donde queríamos estar, jugando una final más, es para lo que nos preparamos todo el año y por el esfuerzo que hicimos. Estamos muy felices por este paso dado. 

-En los momentos que les toca entran en esos baches o altibajos, como les sucedió ante ambos rivales, ¿en qué focalizan para hacer el click?

-Nosotros tratamos de jugar los cuarenta minutos. Queremos que nos gane un equipo que lo haga los cuarenta minutos. El volver al juego, el estar siempre, el no irnos de los partidos creo que fue clave en todo el año. Fueron muchos encuentros parejos, no ganamos por mucha ventaja. La clave es esa, no irse nunca, no rendirse. Estar concentrados los cuarenta minutos. Si bien sufrimos de altibajos, cuando Boca nos sacaba diferencias, no nos íbamos. Vemos siempre cómo está cada uno y somos solidarios con el que está mejor. Nunca nos damos por vencidos. Hoy, al igual que con Comu, cuando nos empezamos a sentir bien ya cambia todo. 

-Fue una temporada atípica, con muchísimos contratiempos para todos y ustedes llegaron hasta el final. En el transcurso tuvieron otras motivaciones como jugar el Súper 20 y ganarlo, competir por el #1 de la fase regular, el viaje a Nicaragua por la Champions...

-Fue un año muy duro, de mucho trabajo y de muchos momentos importantes. Nosotros quedamos afuera de la Champions en un partido único, con un viaje malo, queríamos esstar más preparados o más descansandos y no lo pudimos hacer y fue un mal paso para nosotros. Volvimos y ya jugábamos con Comunicaciones y pudimos ganarlo, jugarlo bien. Pasamos la serie, sabíamos el rival al que enfrentaríamos después como Boca, jugamos un gran primer partido y el segundo se hizo más friccionado pero logramos superarlo. Fue un año de mucho esfuerzo, también desde la Liga para que se pueda disputar. Realmente somos muy agradecidos de tener trabajo y hacer lo que más nos gusta. Para nosotros fue durísimo el estar lejos de nuestras familias. Pasamos mucho tiempo en Buenos Aires, lejos de nuestros afectos y eso es lo que nos da el plus para continuar. Tanto esfuerzo y meses con el privilegio ahora de estar acá y haber vivido tantos momentos buenos. Decíamos "queremos jugar el último partido del año" y lo vamos a hacer. 

-¿Cómo fue trabajar esa parte mental? Porque como decías fue muy difícil para todos afrontar tanto tiempo lejos de la familia y estar con la cabeza puesta al cien por cien en la competencia. 

-Nosotros trabajamos con un psicólogo. La verdad que el acompañamiento de él es clave. Nos ayuda a resolver situaciones. Hicimos foco en muchas cosas. Ganando pasa todo más rápido y mejor, pero sin dudas que a lo largo del año cada uno tuvo su batalla que pelear. Seba no fue a Chile por lo de su madre, nosotros cada uno tenía sus temas familiares también. Lo que hicimos fue ayudarnos, acompañarnos, tratar de apoyar al otro. Lo fuimos entendiendo a lo largo de la temporada. Hicimos muchos trabajos grupales, vimos actitudes o virtudes buenas de un compañero que no las transmitíamos a veces. Y todo eso ayuda a estar bien. El grupo siempre estuvo comprometido. Fue un año que convivimos todos los meses y no hubo problemas. Nos ayudamos todos constantemente para seguir creciendo y avanzando en busca de los objetivos comunes. 

-Se nota que trabajaron en eso y hacerlo con un psicólogo seguramente los ayudó muchísimo para mejorar o afianzarse más como equipo...

-Sí proponía charlas, debates, siempre había un punto disparador y empezábamos a hablar ciertos aspectos que no se hablaban o parecían que estaban entendidos y no era así. Él con su experiencia y su trabajo nos ayudó a conocer al otro más que nada. Saltaron algunas cosas que yo de otras personas no venía o no conocía. 

-Volviendo a los playoffs. Ustedes ya son finalistas, ahora se viene San Martín o San Lorenzo. 

-Los rivales no se eligen. Si uno quiere salir campeón hay que ganarle a cualquiera y a todos. Estamos por ese camino. San Martín nos complicó muchísimo en lo que fue la final del Súper 20. Están haciendo un gran laburo, saben a qué juegan, y con la intensidad con la que lo hacen que te bajan las posesiones. San Lorenzo tiene mucha jerarquía. Es el último campeón de la Liga, de las últimas cuatro, con muchos jugadores con experencia. Los dos rivales completísimos. Vamos a tener que estar concentrados y al ciento por ciento para ganar. No nos preocupa quién será, siempre nos preocupó lo nuestro. Jugar bien, dinámico, tomar el dominio del partido. Será una final reñida, pareja y debemos estar en una buena versión. Que venga el que venga que vamos a estar preparados para enfrentarlo.

-En lo personal, ¿cómo vivís este presente? ¿cómo se encuentra Mauro Cosolito hoy?

-Me siento pleno, con mucha confianza de parte del cuerpo técnico y mis compañeros, respaldado y respetado por ellos. Es un año hermoso, cualquier jugador desea pelear por títulos constantemente, ganarlos y hoy sin dudas estar jugando otra final es lo que quiere cualquier jugador cuando empieza la temporada. Estoy feliz, de que en un año complicado se pueda estar laburando, representando a una ciudad, con todo lo que eso significa, con toda la gente atrás por las redes sociales. Me siento bien desde lo físico y mental, en plenitud. A mí me tocó ser el capitán, el que tiene que hablar un poco más a veces, y eso me gusta. Hay que seguir creciendo e ir por más. 

Fotos: La Liga Contenidos

TV Oficial

Sponsors Oficiales

Proveedores Oficiales

Transporte Oficial

Soporte Tecnológico