LNB · 19 de Abril de 2021

Boca Jrs. · Gimnasia (CR)

Boca-Gimnasia: un cruce apasionante entre dos equipos similares

El Xeneize abre ante un rival que viene de eliminar a Hispano en la Reclasificación. Cuarto y quinto de la fase regular protagonizarán una serie que promete ser muy pareja. El análisis y todos los datos que tenés que saber.

BOCA - GIMNASIA

Día: Martes 20 de abril

Hora: 15.30.  TV: La Liga Contenidos

Árbitros: Juan Fernández, Leandro Lezcano y Roberto Smith

Estadio: Héctor Etchart (CABA)

Dos equipos y un estilo parecido, una similitud transforma a esta serie en una de las más impredecibles de la postemporada. Los cuartos de final de la Liga Nacional se abren este martes con un cruce de alto voltaje: Boca-Gimnasia. Ambos comparten la chapa, jerarquía, experiencia y un rendimiento tan vistoso como colectivo que se llevará todas las miradas. Al mejor de 3 partidos, uno de estos dos equipos se convertirá en uno de los semifinalistas de la 2020/21.

Cronograma de la serie

Juego 1 - Martes 20  - 15:30 horas - Boca vs. Gimnasia (Héctor Etchart)

Juego 2 - Jueves 22  - 18:00 horas - Gimnasia vs. Boca (Héctor Etchart)

Juego 3 - Sábado 24 - Horario a definir - Boca vs. Gimnasia (El Templo del Rock) - en caso de ser necesario

BOCA

El Xeneize ha sabido madurar con el correr de la temporada. Si ya desde los nombres había diseñado un plantel auspicioso, con varias piezas de gran experiencia, fue durante la campaña regular donde demostró una interesante evolución. Más allá de algunos altibajos, se acomodó con el correr de los partidos y terminó quedándose con el codiciado cuarto puesto de la tabla general. 

Lejos quedó aquel arranque un tanto inconsistente, donde perdió 3 de los 7 primeros que jugó. Ya para diciembre empezó a encontrar su rumbo, para encausarse con rachas positivas a pesar de algún que otro tropezón. Promedia 80,2 puntos en ataque (6° mejor ofensiva del torneo) y 75,6 en contra, además de 39,8 rebotes (una de sus fortalezas, 5° mejor equipo en rebotes totales) y 17,4 asistencias (2°).

Es un equipo ordenado, que forma un bloque defensivo muy sólido pero que quizá adelante tiene muchísimos más argumentos, desde lo colectivo porque hay combinaciones de excelencia pero también desde el poderío individual con el tándem Schattmann-De Los Santos o un incluso un tridente con el aporte de Aguerre, atizado por el bagaje de ganadores como Boccia o Leiva.

Encontró en Schattmann a un feroz anotador que cumplió, quizás, el mejor inicio de su carrera. Si bien era lógica la merma en sus dígitos conforme pasara la Liga, en paralelo se dio el desarrollo de sus otros compañeros para plasmar una versión sólida como equipo. De Los Santos, su socio ideal, cumplió en todos los rubros y aportó regularidad. Boccia fue de menos a más y cuando entró en ritmo fue clave, una situación similar a la que atravesaron Aguerre y Leiva, uno más desde la versatilidad y el otro desde el toque de experiencia y la actitud. No hay que olvidarse tampoco de Manu Buendía, coronado como el mejor sexto hombre de la temporada, una rueda de auxilio importantísima. Además, se potenció con dos extranjeros muy rentables como Tavario Miller, quien fue metiéndose de a poco hasta hacerse dominante, y luego con el colombiano Tonny Trocha que fue de gran ayuda. 

El plantel

El entrenador

Gonzalo García es de los nombres históricos de la Liga Nacional. Más de 25 años de trayectoria avalan DT más ganador del ascenso (títulos con Libertad, Gimnasia y Olímpico), ganador del Súper 4 con Gimnasia en 2015 y gestor de un doblete de títulos del tetracampeón San Lorenzo como así también dos Liga de las Américas con el cuadro azulgrana.

Boca plasmó su sello, esa impronta de equipo solidario, que desde sus sociedades se fue fortaleciendo y siempre se como uno de los candidatos. García es de esos entrenadores que tiene el juego colectivo como piedra angular de sus planteles, apoyado en la defensa para soltarlos ofensivamente y hasta con capacidad del buen tiro de tres.

En este ciclo con Boca decidió apostar a viejos conocidos de su etapa en Gimnasia como Schattmann, De Los Santos, Aguerre y Buendía. El talento y la experiencia representan una fórmula ideal para escenarios como los playoffs.

La figura

Si bien Boca tiene argumentos varios, sin dudas el jugador que se ubica un escalón por encima del resto es Leo Schattmann. Un tirador de excelencia, de los más importantes de la Liga Nacional en los últimos años. Redondeó un inicio arrollador, periodo en el que estuvo en carrera por el MVP de la temporada. Se sintió cómodo, encontró a un complemento ideal como De Los Santos en la media cancha y cumplió con creces la responsabilidad que le encomendaron como goleador del equipo. 

Promedió 14,2 puntos con 35% en triples (lanzó 220 hasta ahora, anotó 77). Estas estadísticas se vieron acompañadas con 3,1 rebotes y 3,8 asistencias. Quizá el único punto flojo es que tiene 2,6 pérdidas, pero es un dato pequeño y hasta clásico para un jugador que toma tanto protagonismo en ataque, para una estrella que tanto tiempo tiene el balón en la mano. La versión ofensiva 2020/21 de Schattmann está tan mejorada que se asemeja a los últimos dos años que había tenido en Comodoro, para la 2015/16 y 16/17, con medias de 14,0 y 15,0 puntos respectivamente.

Se dijo

"Hemos jugado muchísimos partidos e instancias, hay mucha gente que ha ganado mucho en este equipo y es normal. Es el momento de que volcar todo el trabajo que se hizo y darlo todo. Ahora empieza otro torneo y es donde el equipo se siente más cómodo, en ese mata a mata, en el mano a mano. Estoy convencido de que puesto por puesto tenemos a los mejores de la Liga y es el momento de demostrarlo, el momento donde cada uno saque su carácter y lo exponga dentro de la cancha", analizó Adrián Boccia. 

GIMNASIA

Aunque supo reformularse, Gimnasia arrastra la química de haber sostenido una base de trabajo durante los últimos años en un grupo que tiene experiencia en este tipo de situaciones tan importantes. Tras superar a Hispano Americano en la Reclasificación, en Comodoro Rivadavia confían en sus chances por varios motivos: terminaron apenas un partido por debajo de Boca en una temporada regular en la que ganaron ambos mano a mano. 

Gimnasia tal vez no sea volcán ofensivo (promedia 77,8 puntos) pero conoce a la perfección su libreto. Se conocen de memoria. Apuntan a un básquet dinámico pero no con un ritmo acelerado, sino que lo hacen un poco más estacionado y ejecutan con precisión. ¿El plus? Es de los mejores equipos defensivos de la temporada, y aunque no haya demasiada diferencia con Boca, hay que marcar que los de Martín Villagrán igualan a San Martín como el mejor equipo defensivo (71,4 puntos). 

Tiene una notable calidad dentro de su plantel, con un mix de líderes y jugadores en su punto justo de maduración. Constantes en su rendimiento y siempre con picos buenos, Seba Vega quizá sea de los más destacados en el goleo (13,4 puntos más 5,1 rebotes y 2,5 asistencias) pero tiene a un buen compañero en el versátil Giorgetti (10,1 puntos y 4,9 rebotes). La precisión de Pitu Rivero (11,1 puntos), el campañón que está haciendo el cubano Yoanki Mencia (12,9 puntos y 4,2 rebotes), la conducción Orresta (9,9 puntos y 2,8 asistencias) y Treise (8,5 y 2,7) en la base, y el inoxidable capitán Diego Romero (9,0 puntos y 4,6 rebotes) completan el plantel. Un plantel largo, que dejó atrás aquel bajón que sufrió durante el desarrollo de la fase regular por los casos de Covid-19 y que ahora, restablecido, viene de demostrar sus argumentos ante Hispano.

El plantel

El entrenador

Martín Villagrán está en su casa. Comenzó en el club a los 11 años, formándose como jugador. Tanto agua pasó bajo el puente que fue entrenador de formativas, asistente estadístico y asistente técnico. ¿Qué mejor sentido de pertenencia que este? Desde la 2017/18 dirige al equipo y su trabajo ha sido tan valioso que año tras año el club le renueva la confianza en ciclos importantes. Desarrolló jugadores y mantuvo intacta su afianzada base. 

Su estilo se inclina a lo colectivo, apostando por sus sociedades en ataque y resaltando el sentido de pertenencia. Defensivamente ha logrado formar una fortaleza, una de las características más importantes de cada uno de los equipos que ha armado hasta ahora. En este mano a mano, indudablemente buscará bajar el vértigo de juego para amoldarlo más al ritmo de Gimnasia, que además de ser un poco más estacionado también sabe explotar desde los triples y su combinación de frescura y experiencia. 

¿El dato? Villagrán está a solo 3 victorias de alcanzar las 100 dentro de la Liga Nacional.

La figura

Difícil es encontrar en Gimnasia un jugador destacado cuando los rendimientos son tan parejos. Pero, si hay que caracterizarlo por su actualidad, sin dudas que Sebastián Vega viene de hacer una serie tremenda contra Hispano. Anotó 30 puntos y 10 rebotes en el Juego 1 y repitió su impacto en el segundo encuentro con otras 18 unidades. Promedia 13,4 puntos, 5,1 rebotes y 2,5 asistencias. Es el máximo anotador del plantel, el segundo mejor rebotero y el tercero en asistencias. Ya lleva más de 1.000 puntos con la camiseta de Gimnasia y es uno de los referentes, teniendo en cuenta que se abrazó rápidamente a la filosofía de una institución a la que llegó en 2018. Está en un momento muy maduro y sin dudas será una de las cartas ganadoras más importantes de esta llave.

Se dijo

"Nos conocemos mucho los dos planteles. Va a ser durísimo, un playoff tremendamente duro. Prepararemos desde todas nuestras líneas este enfrentamiento contra Boca. Será un lindo cruce de cuartos de final", anticipó Martín Villagrán, entrenador de Gimnasia.

LOS DATOS DE LA SERIE

- Tripleros. Tanto Boca como Gimnasia son dos de los mejores equipos en cuanto a efectividad en triples, el primero con 34,8% y el segundo con 34%. Enorme paridad en este sentido, con ambos anotando una media 8,6 por juego.

- Tremendo mano a mano entre dos de los mejores especialistas de la Liga de los últimos años: Leo Schattmann vs. Pitu Rivero. El de Boca anotó 2,0 triples por partido y el de Comodoro encestando 2,4. ¿La diferencia? Que el oriundo de Gálvez tiene una eficacia menor (35%) y Schattman fue un poco más certero (39%). Además hay que contar a un par de tapados en este rubro, como Buendía (2,2 triples de promedio con 41,1%) y Fede Aguerre (39%).

- Puntos desde la banca. Si bien ambos equipos no se sacan una gran luz de diferencia en puntos a favor (Boca 80,2 y Gimnasia 77,8), sí se puede decir que Gimnasia tiene mayor aporte desde los relevos. El Verde arroja 30 unidades por partido en este apartado (4° mejor registro de la Liga); mientras que Boca 22 tantos (18° registro, el más bajo de los equipos que está en playoffs). Esto también desnuda un poco cómo Boca apoya una gran parte de su goleo a sus habituales iniciales (De Los Santos, Schattmann, Boccia, Aguerre y Miller).

- El maestro vs el alumno. Gonzalo García contra Martín Villagrán. Misma escuela, similares y compartieron tiempo juntos cuando Gonzalo dirigió en Comodoro desde la 2013/14 hasta la 16/17 inclusive, con títulos mediante. Villagrán creció a la par de García y fue quien tomó la posta tras la salida del DT oriundo de San Martín rumbo a San Lorenzo. Sinfín de anécdotas.

- Gonzalo García justamente tiene ese fuerte vínculo con Gimnasia, es recíproco y la identidad que formaron ha sido clave. Es un proceso de 4 temporadas lo que los unió, con la obtención de Súper 4 Circus disputado en el Templo del Rock de Obras en 2015. De Los Santos, Schattmann y Aguerre también estuvieron en aquel título, entendiendo que cada uno de ellos tuvo una historia muy fuerte también en Gimnasia (De Los Santos hasta debutó en el club y fue campeón en aquella histórica Liga del 2005/06).

TV Oficial

Sponsors Oficiales

Proveedores Oficiales

Transporte Oficial

Soporte Tecnológico