LNB · 12 de Abril de 2021

Nuestro columnista, ex armador, pone la lupa en cinco armadores

El columnista desgranó a los mejores bases según su visión. Y se metió en el análisis de la tendencia mundial de tener más guardias que armadores. "Siguen saliendo grandes exponentes de la posición, como históricamente pasó en nuestra Liga Nacional", completó.

Por Facundo Sucatzky

Históricamente, nuestra Liga Nacional ha sido una generadora de bases de altísimo nivel. Desde los comienzos, con Tola Cadillac, Miguel Cortijo, Marcelo Milanesio y Marcelo Richotti -mi ídolo y espejo en mis inicios-, entre otros que marcaron aquellos primeros años de nuestra competencia nacional. Luego vinimos muchos que tomamos el testigo, que competimos con ellos y tratamos de mantener ese legado de grandes armadores. Fuimos muchos pero rescato a Gabriel Cocha, Alejandro Montecchia y Lobito Fernández, luego a Pepe Sánchez, después a Pablo Prigioni -aunque ambos estuvieron poco en Liga-, más tarde aparecieron Nico Laprovittola y Facu Campazzo. Y ahora una serie de chicos nacionales que, en muchos casos, están haciendo sus primeras grandes temporadas y van creciendo, y en un caso puntual, el de Penka Aguirre, el armador que ha dominado los últimos años del torneo.

Puse la lupa sobre varios, aunque terminé eligiendo cinco para detallar en esta columna. Nicolás Copello, Franco Baralle, Nico De los Santos, Juan Brussino, Jonathan Machuca y Santiago Scala se han destacado y podrían estar, pero mis elegidos son Fernando Zurbriggen, José y Leandro Vildoza, Nicolás Aguirre y Facundo Vázquez. Hay que hacer una salvedad: en la mayoría de los casos se trata más de guardias que de bases puros, como los supimos conocer. Se trata de una tendencia, casi moda mundial, en la que cada día toman más protagonismo aquellos jugadores que pueden cumplir ambos roles (base y escolta), que pueden compartir las funciones de armado y, sobre todo, son más definidores. Son jugadores que piensan más en el aro y que reparten las funciones de generadores con otros, sea el otro guardia o jugadores en otras posiciones.

Lo positivo es que son jugadores más agresivos (que los bases tradicionales), atacan mucho el aro, definen, y no viven pendientes de sólo hacer jugar a sus compañeros. Son más peligrosos y no podés descuidarte porque anotan más. Lo negativo, para mí, es que si quieren dar un salto más a nivel Selección o Europa deberán ser superiores en la organización de juego, será clave que hagan mejores a sus compañeros porque, cuando más suba el nivel de exigencia, mejores jugadores tendrán al lado y no siempre ellos podrán ser los que definan las jugadas.

Pero, más allá de ese tema conceptual, es el momento de poner la lupa en este Top 5.

Fernando Zurbriggen: 23 años y 1m88 de Obras

No es casualidad que haya sido elegido el MVP porque es un base con un potencial enorme, con una actitud muy grande hacia el juego, jugador que en cancha abierta hace todo fácil, con mucho talento. Es un guardia armador, cuya prioridad es el aro. En mi humilde entender debe mejorar el hacer jugar más a compañeros, sacarles provecho, en las distintas situaciones que haya. Pero está claro que tiene mucha capacidad física y cabeza, y que eso, sumado a su juventud, le permite tener un techo alto.

José Vildoza: 24 años y 1m91 de San Lorenzo

Pepe tiene un talento enorme, más que el de la mayoría, y ha tenido un progreso y rendimiento que pudieron valerle también el MVP de esta fase regular. Ha mostrado un alto nivel individual, sobre todo un 1vs1 muy difícil de detenr. Hoy, que está de moda el switch (cambio) en defensa, si sos un grande y quedás con él es un sucidio, porque es muy creativo y ahora maneja la mano derecha como la izquierda. Es uno de los bases que hoy en día marca la diferencia. Como pasa con Zurbriggen, tiene que perfeccionar el hacer jugar al resto, abastecer primero al compañero y luego a uno. Pero es normal: son jóvenes y tienen todo por mejorar. En su caso, también la intensidad defensiva.

Nicolás Aguirre: 32 años y 1m89 de San Lorenzo

Aunque tal vez no sea tan atractivo o técnico como otros, Penka es el mejor base de los últimos 10 años en nuestra Liga. Hablamos de un base-base, a diferencia de los otros. Un armador que me hace acordar a mi forma de jugar, en aquella época, en la que el base primero hacía jugar y después miraba el aro. En aquellos años uno mandaba en la cancha, como lo veo mandar a él. Si algún compañero te murmuraba algo, mostrando su enojo por no recibir la pelota, no se la pasábamos por unos minutos para que le quedara claro quién tenía el control. Penka es de ese estilo. Tiene talento pero el diferencial es el carácter, su oficio y forma de hacer jugar a todos.

Leandro Vildoza: 26 años y 1m80 de Regatas

Es un base que ha ido madurando, creo yo a partir de tener a Lucas (Victoriano), primero en Concordia y ahora en su continuidad en Regatas. Me parece que, como base que fue, ha podido trasladarle y enseñarle mucho, le ha dado herramientas para resolver situaciones. Leandro tiene una intensidad grande defensiva, es guapo y ganador, le gustan los momentos calientes de los juegos. Debe mejorar el perfil izquierdo y lo que a muchos armadores les cuesta, hacer llegar la pelota a las esquinas. Pero ese es un trabajo de técnica y visualización que se mejora con el tiempo.

Facundo Vázquez: 22 años y 1m85 de Platense

lngresa en mi top 5 porque es un chico que ha tenido una gran temporada de Platense. Pudo sacar su personalidad, sobre todo teniendo en cuenta que es el hijo del entrenador, y se notó que se ha sentido el dueño del equipo. Es súper agresivo, con buena potencia física y mejoró el tiro, su visión y la penetración. También defiende intenso, es guapo y se nota que le gustan los desafíos. Es joven, todavía tiene mucho por aprender, como lo del perfil izquierdo que mencioné en Leandro Vildoza. Para un base es clave ver toda la cancha porque, además, manejar uno solo hace que seas más fácil de defender. Tras una Liga tan buena, en la próxima tendrá una responsabilidad mayor y deberá seguir agregando más cosas a su juego, tal vez por el lado de la concentración y la mejora de sus compañeros.

Salvo Penka, los otros cuatro tienen mucho margen de mejora. Algo que noto, para todos ellos, es el progreso en hacer jugar desde el pick and roll. Lo juegan bien, pero para ellos o jugando con la caída del grande, pero les cuesta involucrar a los otros tres compañeros, de las otras posiciones. Es un proceso, como todo. La clave de este análisis es que hay que entender que los bases maduran después que los jugadores de otras posiciones. Eso se los da la experiencia, los años, los partidos, el aprendizaje constante con los compañeros porque no nos olvidemos que los bases siempre necesitan socios para ser mejores y llevar a otro nivel a sus equipos.

* Facundo Sucatzky es uno de los mejores jugadores de la historia de la Liga Nacional. Uno de los armadores top de siempre. Jugó 20 temporadas, siendo hasta la actualidad el líder en asistencias de todos los tiempos con 4080 en 839 partidos y habiendo logrado ser el mejor en ese departamento en diez temporadas seguidas (de 1994 a 2004). Fue campeón en la temporada 1994/95 con Independiente de General Pico, además de pasar por otros clubes como Atenas de Córdoba -ganó la Liga Sudamericana en 2004-; Libertad de Sunchales, Obras Sanitarias, Argentino de Junín, San Andrés, Independiente de Neuquén, Provincial de Rosario, Olimpia de Venado Tuerto, entre otros.

 

TV Oficial

Sponsors Oficiales

Proveedores Oficiales

Transporte Oficial

Soporte Tecnológico