Obras Basket

Buenos Aires (Buenos Aires)

LNB · 24 de Febrero de 2020

Obras · Obras

La palabra de Juan Pablo Venegas

Juan Pablo Venegas llegó a Obras a principios de 2018, y desde allí tuvo un crecimiento notable que le permitió ganarse un lugar muy especial en el club.

El base peruano, de 20 años, debutó en La Liga durante la temporada 2017-18, y tuvo en las siguientes temporadas buenas oportunidades en el equipo por las lesiones de Fernando Zurbriggen y Pedro Barral. Ahora, la historia es diferente: cada vez que pisó la cancha dejó una buena impresión, y eso, al largo plazo, hizo que se ganara un lugar fijo en la plantilla. Actualmente, lidera al equipo de La Liga de Desarrollo y, aun con Barral y Zurbriggen en la rotación, tuvo minutos en el primer equipo.

Los números quizás no sean descollantes, y aun la cantidad de minutos es baja en el conjunto dirigido por Gregorio Martínez, pero durante el inicio de la 2019-20 fueron sin dudas en aumento, y Chipi, cuando debió dar la cara, y en momentos importantes o donde los partidos aun estaban en juego, lo hizo de gran manera: “Me vengo sintiendo bien últimamente, desde los entrenamientos al tener que enfrentarme a Fernando y sobre todo a Pepo, que me hacen mejorar día a día. Creo que eso y la confianza que me da el cuerpo técnico y mis compañeros son claves”, explicó.

Venegas suma 17 partidos jugados en esta temporada de Liga Nacional, con promedios de 3,8 puntos y 1,2 rebotes y 1,6 asistencias (el tercer mejor pasador del equipo, justo detrás de los otros dos bases), en 8,6 minutos por juego. Los números son buenos, y seguramente sigan creciendo, al igual que su nivel: “Trato de darle algo nuevo siempre, sea desde la defensa o ataque, darle dinámica, intensidad, tratar de aprovechar las oportunidades. Me vengo sintiendo mejor día a día y eso se va demostrando”, analizó con respecto a su aporte.

Juanpi demuestra en sus declaraciones que sabe lo que significa este momento suyo en el rockero, y tiene muy claros sus objetivos: “Claramente quiero afianzarme en el primer equipo, pero se que eso se va a ir dando poco a poco, no me desespero”, comentó, aunque sabe que todavía está lejos de su techo y tiene margen para mejorar: “Tengo que seguir entrenando mucho y añadirle cosas a mi juego, mejorando físicamente, manejar mejor los ritmos de juego, algo que vengo trabajando mucho en La Liga de Desarrollo, y seguir aprovechando las oportunidades”, admitió, con la humildad y la mentalidad de trabajo que lo trajo hasta acá.

El protagonismo que aun no tiene con el plantel mayor, si lo tiene con el de Liga de Desarrollo, como él mismo lo cuenta. Promedia 13,5 puntos, 3,7 rebotes y 4,6 asistencias (es el noveno mejor asistidor de la competencia), en 18 partidos jugados. Al margen de las muy buenas estadísticas que ostenta, la cara del equipo cambia por completo cuando ingresa a la cancha: “Creo que tener los minutos en Liga me hace sentir un referente”, afirmó ante la pregunta, y continuó: “Más ahora que se fueron Franco (Smaniotti) y Gastón (Bertona). Siento que tengo que dar un paso al frente desde el liderazgo y la conducción del equipo”.

“Me gusta porque el juego pasa un poco mas por mi, soy más protagonista que jugando en La Liga, y eso también es parte del desarrollo así que estoy feliz por eso”, concluyó el base, que es quien hoy controla todo lo que pasa con el equipo de Javier Ielmini cuando él está en la pista.

Informe: Prensa Obras Foto: La Liga Contenidos

TV Oficial

Sponsors Oficiales

Proveedores Oficiales

Transporte Oficial

Soporte Tecnológico