Club Atlético Boca Juniors

Buenos Aires (Buenos Aires)

No te pierdas la Liga: paridad, talento joven y mayor nivel de juego

La primera parte de la 2021/22 demostró un nivel parejo, con lindo lote de aspirantes a la gloria, jóvenes que sobresalieron, figuras que siguen reinventándose y extranjeros en interesante nivel. El análisis.

Por Lucas Leiva

El receso por las fiestas navideñas llega a su fin y la Liga Nacional está a horas de retomar su calendario. Las buenas sensaciones que generó lo que va de la temporada nos deja un abanico amplio de oportunidades, en una Liga tan competitiva que resulta difícil de prever y que cuenta con muchos matices desde el nivel, sus figuras, el gran grupo de jóvenes que dio un paso adelante y mucho más. Promesa electrizante para lo que viene, teniendo en cuenta cómo se viene construyendo esta apasionante campaña.

Un recorrido que ya durante la primera parte del certamen, en los últimos meses del 2021, se caracterizó por un detalle en particular: la paridad, tan atractiva como impredecible, porque estamos ante una de las temporadas más parejas desde lo deportivo. Mucho protagonismo, equipos que invirtieron, se armaron bien y nivelan para arriba la competencia, sin existir un super candidato.

El dato es que sólo el puntero Quimsa (9-2) y el escolta San Martín (9-3) parecen haber sacado una leve diferencia en la tabla, pero que no resulta decisiva porque detrás de ellos hay seis equipos más con 60% o más de efectividad: San Lorenzo (8-4, 66.7%), Boca (7-4, 63.6%), Ferro (8-5, 61.5%), Peñarol (8-5, 61.5%), Gimnasia (8-5, 61.5%) y Obras (6-4, 60%). Un poco más atrás están Instituto, Riachuelo, Oberá y Regatas, y aunque tengan por delante superar un grueso importante de equipos para asomarse fuertemente en los puestos de vanguardia, todo es posible y eso hace más que atractiva a esta temporada 2021/22.

Todo esto abre un abanico de posibilidades que hacen incierto nombrar claros candidatos. Por supuesto que hay un lote de equipos que tienen opciones poderosas, por estructura, el protagonismo que vienen teniendo en las últimas temporadas y nombres que incorporaron a sus planteles. Pero a ciencia cierta, el grupo es tan amplio y el nivel de esos equipos es tan equilibrado que resulta difícil garantizar a uno que arrase con todo.

No existe un candidato de cajón, aquel que uno antes del inicio de la temporada ya se lo veía en la final por el título. No existe ese monstruo o cuco, porque todos se nivelaron, el protagonismo de muchos jugadores se elevó, hubo varias sorpresas y eso hizo que las expectativas se repartan.

Podríamos mencionar la fortaleza de los que en este momento están en lo más alto: un Quimsa que viene haciéndolo muy bien, que pasó una fuerte tormenta con una rotación mermada (por falta de fichas y lesionados) pero que resistió y se mantiene puntero; también hacer lo propio con San Martín, afianzado en su filosofía de juego, con un estilo defensivo que incomoda a todos y ya es una marca registrada.

Otros ejemplos son Gimnasia desde su juego colectivo y dinámico, tan fuerte en Comodoro y con la misión de buscar mayores alegrías en la ruta; mismo Boca con su tremenda experiencia y jerarquía, de la mano de varias figuras y bajo la conducción de un DT ganador como Gonzalo García; un Instituto que se cayó un poco sobre el cierre del año pero que fue el campeón del Súper 20 y tiene un plantel de lujo con el cual se levantará para ir por todo; y en una situación similar está un Regatas que busca equilibrio, con figuras como Penka, Paolo Quinteros, Arengo, Piñero y compañía.

Esto sin dejar de lado otros equipos que están dando que hablar, que quizá en los papeles estaba previsto que su lucha pase por otro lado pero se encontraron con una situación muy positiva gracias a una rápida adaptación. Es cierto que todavía queda mucho por jugar (25 partidos como mínimo para cada equipo), pero elencos como Ferro, Peñarol y el propio San Lorenzo están firmando grandes temporadas de momento, mismo caso con Obras que con su fiel apuesta a los jóvenes no defrauda su proyecto formativo y da pelea. Hay muchos equipos dentro de ese lote, en una lucha que promete ser mucho más apasionante de cara al 2022.

La lucha en la zona baja también promete ser feroz. Hoy un histórico como Atenas (2-9) transita en lo más profundo, buscando salir de una nueva tormenta y sabiendo que no muy lejos aparecen equipos que también quieren volver a ser como Platense e Hispano (ambos 3-8). Las situaciones de Unión (5-9), Comu (4-8) y La Unión (4-9) también necesitan una vuelta de tuerca para no pasar temblores dentro de una temporada en la que parece que todo puede suceder, mientras que otros como Argentino y Olímpico respiran un poquito más arriba de momento. La paridad hace que la Liga esté que arde.

¿Qué otra característica tiene esta Liga en particular? La explosión de varios jóvenes. Si bien venimos de una 2020/21 en la que se dio la aparición de pibes con mucho talento, ya fuese con proyectos cristalizándose en cancha pero también con jugadores que subieron de categoría, que se probaron en la elite y rindieron a la perfección, la realidad es que en esta 2021/22 hay jugadores que reafirmaron esa curva ascendente para asentarse aún más. Algunos se convirtieron en los líderes de sus equipos incluso, y eso, dentro de la paridad que venimos mencionando tiene un apartado especial porque todos los equipos tienen responsabilidades y chances, lo cual hace que todos estén jugando por algo importante.

Entre los equipos de arriba y de esos que asumieron roles más protagónicos, Franco Baralle (22) se afianzó como el conductor líder del puntero Quimsa, suma además en la Selección argentina y es un claro ejemplo de lo que hablamos. Carácter, personalidad y un juego que ofrece variantes por la cantidad y la calidad de recursos que tiene. Mismo caso para un Matute Solanas (23) en SanMa, que viene de ser de los mejores jóvenes de la temporada y hoy se afirmó aún más como figura del Rojinegro, viviendo un gran presente. Sucede que hay un grueso de jugadores de 25 años o menos que está teniendo un apartado importante dentro de la Liga, y en la Fusión no hay que olvidar a Gramajo (25) que entra justo en este rubro, mismo para Gastón García (23) o Santi Ferreyra (24) en los correntinos.

También destacar a Pipi Barreiro (22), de excelente condición físico para darle ritmo, intensidad y un juego súper atlético a Gimnasia, resaltando también al cubano Mencia (24) y Facu Vázquez (23); o Potrillo Arengo (25), quien está teniendo una temporada de absoluta explosión en Regatas, en un equipo en el cual también debemos mencionar a Marco Giordano (21); o el fuerte Instituto apoyado en el rendimiento de, entre otros, Chiarini (23).

Ahondando en otros casos, sobre todo en los equipos que están siendo sensación, puede destacarse al sorprendente Defelippo (24) liderando a un San Lorenzo hoy tercero en la tabla, junto a otros jóvenes como Pérez Tapia (23), Cerminato (23) y Rutenberg (20). También destacar el cuarteto de Ferro que tanto réditos le está dando, con Laterza (24), Bettiga (22), Metzger (22) y Spano (23, lesionado hoy). Mismo en Peñarol, con valores propios del club como Valinotti (23) y Monacchi (24), más otros con mayor rodaje pero igual de jóvenes caso Sansimoni (25) y Buemo (25). En este grupo no hay que olvidarse de Obras, con su juventud e intensidad, en la que el peruano Venegas (21) y Joaquín Rodríguez (22) dominan la media cancha pero sin olvidar a Serres (24), Valussi (23) y Berra (23).

En equipos que vienen un poco más atrás en la tabla, es inevitable no mencionar a jóvenes como Andrés Jaime (21) y Bertona (20) en la base y la conducción del debutante Unión; De La Fuente (21), Aliende (24) y Luciano Cáceres (20) en Olímpico; Lucho Guerra (24) en Comu; el tándem de bases de Hispano con Lucas Reyes (21) y Víctor Fernández (22), más el uruguayo Ducasse (23). ¿Alguien pone en duda que esta es una Liga en la que han explotado los jóvenes? El protagonismo que han tenido bien refleja el terreno que adquirieron.

Una Liga que se sostiene con las estrellas de siempre, que tiene algunos pilares ya habituales de las últimas temporadas como Cosolito y Juani Brussino en Quimsa; Nico Romano, Gallizzi y Chuzito González en Instituto; Penka y Paolo en Regatas; Schattmann y Boccia en Boca; Saiz en San Martín; Vega, Orresta y Romero en Gimnasia... Y así podemos mencionar tantos casos más. La Liga, sin el brillo de sus referentes por lógica, no sería la misma.

Todo esto sin olvidar algunos regresos destacados de jugadores que le darán alas a sus respectivos equipos, parte de una Liga con varios retornos importantes. Los casos de Selem Safar y Nacho Alessio que se sumaron a Riachuelo son un ejemplo; también Barreiro teniendo una importante vuelta al país tras su paso por España para defender los colores de Gimnasia, algo que por nivel también le valió la convocatoria a la Selección del Che García; Pepo Barral, hijo pródigo de Obras, en su romántica vuelta al Rockero para liderar; mismo Damián Tintorelli y Leo Lema, quienes regresaron de Uruguay para sumarse a Olímpico; o Fierro incorporándose recientemente a Instituto.

La Liga también ha tenido un destaque importante en cuanto a la calidad de extranjeros, resaltando un hecho que no se venía dando en los últimos años: 4 de los 5 máximos goleadores de la temporada son foráneos. Esto demuestra también la importancia de invertir en ellos para darle un mayor vuelo a sus equipos, algunos teniendo apariciones importantes y otros ya garantidos, de conocido repertorio

Hoy Thomas Cooper de Argentino es el máximo anotador del certamen (20.5 de promedio), escoltado por Mosley de Atenas (19.6) y Melvin Johnson de Oberá (19.4), pero es imposible dejar de lado a un descomunal y determinante Eric Anderson, tal vez el mejor foráneo como faro de Quimsa (17.1 puntos y 9.6 rebotes, liderando en valoración con 24.6 de eficiencia), o la incidencia de algunos otros como Mencia en Gimnasia, Eloy Vargas en Boca o Venegas y Rodríguez en Obras.

Así es que la Liga brilla y se luce con una serie de argumentos que invitan a una segunda parte de la temporada imperdible. La primera parte, a lo largo del último tramo del 2021, nos dejó un buen sabor de boca, y ahora entendiendo que se viene una parte crucial de la temporada, recordando que los primeros tres de competencia se transforman históricamente en el periodo bisagra. ¿Qué nos espera esta reanudación de la 21/22 de la Liga? Ajústense los cinturones y a volar, que todavía hay mucho más por recorrer y lo mejor está por venir.

Proveedores Oficiales

Sponsors Oficiales

Soporte Tecnológico