Liga Argentina · 15 de Septiembre de 2017

Temperley

‚ÄúEl inicio de la pretemporada est√° siendo muy bueno‚ÄĚ

Nicol√°s Remolina, jugador de Temperley, analiza la pretemporada y su rol dentro del equipo de cara a la Liga Argentina.

La historia de una carrera deportiva muchas veces tiene como eje principal la formación, ese "primer amor" donde nace el idilio con la pelota naranja, es un lugar donde los protagonistas suelen volver a frecuentar en algún momento.

Con edad de infantil (13 años) Nicolás Remolina, dejó Temperley para mudar sus sueños a la Bombonerita, recalando en Boca Juniors un club "palabra mayor" en materia de inferiores y desarrollo de jóvenes talentos.

Allí vivió su adolescencia como basquetbolista, jugando en el más alto nivel nacional en formativas, fue puliendo sus defectos y profundizando sus virtudes como jugador, mientras en paralelo aquel club de Turdera que dejó en 2011 comenzó a crecer en la básquet. Primero fueron campeonatos de índole metropolitanos, ascensos de Primera C y B y luego el de Primera "A" con paso a lo Nacional.

Todos esos momentos de glorias celestes, Remolina los vivió junto a su familia en la tribuna alentando a su querido Temperley con la frutilla del postre enmarcada en aquella histórica final en Ferro ante Central Entrerriano. Temperley llegó al TNA y a Nico la posibilidad de convertirse en profesional jugando el Federal para Independiente de Neuquén.

La experiencia Neuquina fue un paso muy positivo para Remolina y asi lo rememoró: "Mi paso por Independiente de Neuquén me hizo crecer como persona y jugador, estar fuera de mi entorno fue un desafío difícil, el cual pude cumplir. Dentro de la cancha pude vivir la experiencia de formar parte de un plantel profesional y adaptarme a la exigencia del Torneo Federal. Esto me permitió agregar madurez y solidez a mi juego en lo individual y colectivo".

Muy cerca del inicio de la pretemporada, con muchas y venidas dentro del mercado de pases de los tres estamentos del básquet nacional, al base suplente del Celeste, Raúl Pelorosso, se le abrió una puerta para retornar a Boca, club donde hizo las formativas, y darse el gusto de jugar la Liga Nacional como ficha U23. Esa situación fue la punta de iceberg para que Remolina, también en ese momento entrenando en el club de la ribera, se le cruzara por la cabeza soñar con volver a ponerse la del Gasolero y la posibilidad de dar un salto de calidad desde lo deportivo.

"Al enterarme del regreso de Raúl a Boca, sentí que se me podía dar una chance en Temperley. Obviamente no solo dependía de mi deseo, sino de la decisión del cuerpo técnico y los dirigentes, de los cuales estoy totalmente agradecido por la oportunidad", expresó con alegría y responsabilidad el armador.

"Cuando surgió la posibilidad concreta fue una gran alegría. siempre soñé con una vuelta al club y más en este momento que vive el básquet de Temperley. Me tocó vivir todos estos años de ascensos como hincha y ahora poder hacerlo como jugador me pone muy felíz, es una chance hermosa que espero poder aprovechar", agregó.

Por estos días, Remolina ya se encuentra trabajando a las órdenes de Leonardo Costa y adaptándose al grupo con el cual compartirá su primera temporada en la Liga Argentina.

"Estos días de pretemporada fueron muy buenos, hay mucha intensidad y profesionalismo en los entrenamientos, esto nos va a permitir llegar en gran forma al torneo", señaló.

Uno de los puntos que se tuvo en cuenta sobre su fichaje con Temperley fue su característica de juego, a priori similar a lo que hacía Pelorosso en el equipo. Sobre esta situación Remolina expresó: "Va a ser una tarea difícil suplantar a Raúl es un jugador que conozco y admiro mucho. Creo que tenemos características parecidas, al igual que él me siento muy cómodo cambiando el ritmo de juego y haciendo correr al equipo".

El inicio de la competencia está pactado para mediados de octubre, por eso aún resta mucho tiempo de trabajo para poder rodar el equipo e ir puliendo los detalles con los amistosos.

En el primer juego de pretemporada el Celeste se midió con San Lorenzo, un duelo de suma jerarquía que además de aportar minutos de competencia, también fue una experiencia importante poder enfrentar a jugadores estrellas y con pasado en Selección Argentina.

"El amistoso fue una experiencia increíble, me toco enfrentar jugadores de gran jerarquía. En cuanto al debut me pareció muy bueno creo que siempre estuvimos a la altura del rival y nos mostramos con mucha energía, en la ofensiva por momento nos trabamos un poco, pero es normal en etapa de pretemporada, con los entrenamientos lo iremos mejorando y corrigiendo", analizó.

"En lo personal me sentí bien, obviamente el nivel del rival te hace jugar incómodo, pero creo que pese a eso pude ordenar al equipo y mantener la intensidad", remarcó el base categoría U19.

Nicolás Remolina, cumplió uno de sus sueños, volver a abrir un nuevo capítulo con el club de sus amores y disfrutar de la hermosa sensación de representar adentro de la cancha los colores del corazón de toda una familia criada en el barrio de Turdera.

Informe: Prensa Temperley

Sponsor Global

Sponsors Oficiales

Proveedores Oficiales

Contenidos

Medios

Transporte Oficial