LFB 16 de Julio de 2019 | Quimsa · Quimsa

Quimsa, siempre protagonista con su proyecto santiagueño

Quimsa volvió a decir presente en una final y se consagró con una nueva corona. La ambición de un proyecto para el básquet femenino de Santiago del Estero y de la región, rodeado de jugadoras de jerarquía y con títulos en la vidriera.

Por Lucas Leiva

En la historia del básquet femenino siempre han habido equipos que supieron marcar una época. Su estirpe ganadora, su constante protagonismo y sus planteles ricos en jerarquía fueron trazando una línea que en ese tiempo y a través de los años los dejó en el recuerdo. Remontándonos a un par de años atrás pasó con equipos como Vélez o Platense en las épocas de Eduardo Pinto y Carlos Spellanzón al mando, mismo el Vélez de Gabriel Gusso que siguió con esa leyenda ganadora, Berazategui con Juan Ferreira a la cabeza o Unión Florida, que de la mano de Gregorio Martínez también pasó a tener ese lugar de privilegio en esta contemporaneidad.

Y hoy esta misma tendencia apunta a este Quimsa, que casi comenzando una costumbre hoy nuevamente vuelve a ser campeón. La Fusión comenzó a construir un interesante proyecto en estos últimos años, una hoja de ruta que ya supo dar sus frutos, llegando en todo momento a instancias decisivas y consiguiendo títulos. Hoy, por el camino que está marcando a través de ese protagonismo siempre latente, el club santiagueño se está adueñando de un reinado dentro de la rama, similar a la historia que supieron escribir los recordados equipos previamente mencionados.

La formación de algo así no es nada sencilla y obviamente tiene un proceso. Ese proceso se vio más acelerado porque el club optó por apostar al desarrollo del femenino de la región pero a su vez conseguir sostener un equipo de jerarquía mientras recorre ese arduo camino. Todo tiene la misma base, el mismo sustento, ya que en Quimsa han buscado que esas jugadoras de calidad, importantes a nivel nacional pero no siendo frutos del proyecto santiagueño, sean un faro de referencia para que las jóvenes de la provincia y chicas de las divisiones formativas lo tomen como ejemplo. A través de esas jugadoras importantes, la Fusión busca generar un espejo para que su proyecto en el básquet santiagueño se vea potenciado.

"Somos 8 jugadoras donde cualquiera puede jugar, cualquiera puede estar dentro de la cancha, y hay que saber llevar eso. Los roles que nos tocaron estuvieron bien, supimos aceptar esos roles que nos tocó a cada una y llegamos de la mejor manera a esta última instancia", explicó Andrea Boquete, la brillante MVP del Final 4 que premió a Quimsa con una nueva corona. La mendocina, una de las mejores argentinas de la actualidad y desde hace varios años en nivel top, explicó un poco esa solidaridad que ha sabido tener este equipo como clave del reciente campeonato obtenido.

Y todo esto nos lleva a un Quimsa implacable en este 2019. Sus registros en el Clausura de la Liga Femenina son notorios: apenas perdió 1 de los 10 encuentros que jugó en este torneo (perdió su único partido el 9 de junio, ante Rocamora en Concepción del Uruguay y por 74-72). Entre esa decena de partidos también contabilizamos las victorias ante Berazategui y Vélez, en semis y final del Final 4 que se disputó en Obras este fin de semana.

A nivel global, si tomamos estos mismos registros de LFB, Quimsa no perdió en el último mes y cerró la temporada con 7 victorias de forma consecutiva. Si sumamos el Apertura, el conjunto de Pedemonte ganó 17 de los 20 partidos que disputó en este 2019 dentro del ámbito nacional. La efectividad, del 85% de triunfos, lo ha puesto en un lugar de suma importancia por esa fortaleza que ha sabido demostrar a lo largo de este año.

Pero claro, si seguimos tomando mayor dimensión de este último tiempo y sin tener en cuenta la primera temporada de la Liga Femenina del 2017, Quimsa consiguió tanto en 2018 como 2019 un protagonismo claro. Jugó todas las finales de todos los torneos a los que concurrió en este último tiempo: Apertura 2018, Clausura 2018, Supercopa 2019, Apertura 2019 y Clausura 2019. De todos estos torneos, reunió 3 títulos (Apertura '18, Supercopa y Clausura '19), además de recordar que fue el representante argentino que jugó en el Interligas contra el VeraCruz Campinas de Brasil, y además acarició el título en el Final 4 de la Liga Sudamericana. En estos torneos internacionales fue subcampeón.

"Todas las jugadoras que tenemos son muy buenas jugadoras, venían de ser figuras en sus respectivos equipos, y es difícil congeniar y formar un equipo con muchas figuras. Y lo que yo digo y utilizo es una frase: 'Dentro de un grupo sin egoísmo no se puede sobrevivir, y sin altruismo no se puede convivir'. Y eso fue lo que quisimos hacerles entender a las jugadoras, que no está mal que tengan su cuota de egoísmo porque sino no sobrevivís en un grupo, pero que también tienen que tener la cuota de altruismo para poder convivir con los demás integrantes, porque sino, si abarcás mucho lugar, no dejás lugar para el resto de tus compañeros. Esa es el sutil trabajo que hay que hacer y convencer, eso es muy importante en el día a día, a diario hacerles entender que todos somos importantes, que todos tenemos que brillar, y que si nos va bien como grupo y como equipo nos va a ir bien a todos. Esa es la idea que vengo manejando estas temporadas que me ha tocado estar acá y es la idea que tengo como deportista, yo siempre lo sentí así", contó Mauricio Pedemonte, el entrenador campeón y una de las caras más importantes del proyecto de la Fusión.

Pedemonte explicó un poco cómo se fue dando toda esta conformación de Quimsa a través de estos tres años de LFB, donde en las últimas dos temporadas ha conseguido un reinado más que importante que empezó a grabarse en el tiempo.

"En Quimsa siempre tuve las puertas abiertas. Estoy en un club donde desde siempre me identifiqué, siendo jugador y ahora mismo que estoy como entrenador del femenino sigue siendo así. Me capacité, seguí con la carrera y confiaron en mí para llevar adelante la idea que había surgido de sus cabezas. Esto fue en el 2017 con la primera Liga. Dimos un primer paso con un equipo como para conocer la categoría, ponernos a tono y creo que no fue una mala experiencia, al contrario, fue una muy buena que nos ha hecho crecer a todos. Conformamos un cuerpo técnico con profesores de acá, del club y del torneo local, y fuimos creciendo. Ya en el 2018, como siempre Quimsa decide dar un paso adelante y arma un equipo más competitivo. Hacemos algunos retoques por puestos, y traemos a varias jugadoras que nos permiten ser un espejo de las chicas que ya empezaban a jugar acá. Pienso que estábamos armando la punta de la pirámide o el espejo donde las chicas que comienzan se puedan llegar a ver, arrancamos desde arriba para poder hacer crecer la base", dijo el coach mendocino.

Por eso hablábamos de esta era que parece empezar a marcar Quimsa a través de estos últimos torneos. Y siempre con jugadoras clave, ya que en su momento fueron valores como Gisela Vega, Natalia Ríos (MVP del Apertura 2018), Ivaney Márquez, o este año con Andrea Boquete (MVP del reciente título Clausura 2019), Celia Fiorotto, Luciana Delabarba más Adijat Adams, con la connotación de que la extranjera estuvo tanto el año pasado como este.

Pero más allá de lo que llamemos los secretos de este Quimsa repleto de figuras pero con una química y entendimiento únicos, también tenemos que hacer hincapié nuevamente en esta otra misión que tiene el club: fortalecer, o quizá sea más apto decir "rediseñar" las bases del básquet santiagueño en pos de un futuro más optimista para todas las chicas de la región.

"Uno por ahí no se da cuenta de qué es lo que va dejando por así decirlo, de esa huella, porque es muy difícil pararse y mirar para atrás. Actualmente en Quimsa contamos ya con divisiones femeninas armadas, con U15, U17, U19 y Primera local, que están compitiendo. Recuerdo que cuando llegué a Santiago ningún club tenía rama femenina en el ámbito de la Federación, sí jugaban torneos amateur, donde se juntan los días sábados a jugar. Pero ahora el deporte femenino acá ya está federado, ya hay divisiones inferiores. Sabemos que tenemos mucho trabajo para hacer, especialmente desde las divisiones inferiores. Imaginate que acá las chicas comienzan a jugar desde grandes, desde los 17-18 años o quizás más, y tenemos que ir modificando eso para profesionalizarlo. Con el apoyo de los dirigentes, creciendo con las inferiores, hablando con la gente de la federación para hacerles entender que la rama femenina tiene que estar inserta dentro de la Federación Santiagueña, que las chicas quieren jugar. Este año recién se han puesto torneos de divisiones inferiores femeninas, imaginate... los años anteriores no había torneos de inferiores de básquet femenino en Santiago", interiorizó el técnico sobre el básquet de la región y el crecimiento del club fusionado.

"Es un proceso largo crear la base de todo esto proyecto para hacer crecer al básquet santiagueño, pero es la idea. Yo me siento muy orgulloso de poder haber contribuido a eso, y desde lo profesional el haber estado en las últimas 4 finales de Liga Nacional también me hace sentir orgulloso. La idea es ser un faro en el Norte de Argentina, porque hay muchas chicas que quieren jugar y no están radarizadas o no están vistas por los clubes, que no tienen una competencia de buen nivel, así que Quimsa también apunta a ser el vagón de este tren de arrastre", agregó Pipío Pedemonte.

El párrafo aparte, pero de la mano con toda esta identidad de la que venimos hablando, es para Agostina Ledesma. Más allá de que los flashes apunten acertadamente a una increíble JMV como Boquete, sin dudas la jugadora más identificada a todo este proyecto de la Fusión es Toti Ledesma. Hay un cúmulo de cosas que rodean a la santiagueña, oriunda de Bandera, que la alzan como el gran ícono del mensaje que trata de bajar Quimsa.

Toti sabe muy bien toda la historia del básquet santiagueño, por ser de la provincia y por haber tenido que dar sus primeros pasos fuera de su tierra. Por eso lo entiende a la perfección, por eso también apuesta tanto a ese crecimiento y anhela con tantas ansias que se logre. Ledesma es el ejemplo de esa jugadora que, más allá de que tuvo que irse a Tostado para dar sus primeros pasos firmes en el básquet, tiene identificación por ser de Santiago del Estero y lograr el éxito.

Es verdad que no todo fue color de rosa porque tuvo que superar lesiones largas cuando se animó a armar sus valijas para jugar en Capital (estuvo en Vélez, pero sufrió golpes desde lo físico y perdió continuidad), pero hoy es una jugadora totalmente renovada y se reinventó para ser este emblema santiagueño. Quimsa quiere que, bajo el modelo de Ledesma, se inspiren las santiagueñas y que en el futuro más próximo ninguna de esas chicas tenga que salir de la provincia para desarrollarse en buen nivel.

"Volver a casa siempre es un plus, estar más cerca de mi familia por ahí me animó un poco. Llegar a una institución como Quimsa que la verdad es que me dio la confianza desde el primer día que llegué y que apuesta al básquet de Santiago del Estero. Hoy lamentablemente tenemos que llevarnos a la mayoría de las jugadoras de afuera pero se está apostando a una cantera buena y queremos el día de mañana ser más santiagueñas, y que se vayan incorporando de a poco a este juego profesional", resumió la ala pivote flamante campeona con Quimsa. Las palabras de Toti sintetizan de forma muy sencilla todo su sentir, pero también el sentir del proyecto de Quimsa y del básquet de Santiago.

Para finalizar, está claro que esta ruleta no se detiene acá y que el horizonte alimenta no solo más desafíos sino un presagio de que el modelo que intenta imponer Quimsa en la Liga Femenina puede llevar a todo el básquet femenino por el buen camino. Así lo entiende Pedemonte.

"Hay mucho trabajo para realizar. Y este es un proceso largo. Está el espejo del equipo superior, donde esperamos que las chicas se sigan viendo, y que les dé ganas y que les dé ímpetu por seguir practicando este deporte. También está el compromiso político de Gerardo Montenegro que es el vicepresidente de la Asociación de Clubes (AdC) que le da un espaldarazo a la idea misma de la AdC de presentar Liga Nacional Femenina, que era un nicho que estaba faltando. Desde la AdC se apuesta a este crecimiento, y Gerardo también apuesta a ser uno de los clubes pujantes de esta liga. Otros se sumarán con este legado, se irán sumando más equipos, y siento que estamos en los comienzos a hacer un paralelo con los inicios de la Liga Nacional masculina, y tenemos que seguir por este camino trabajando", finalizó.

Informe: Lucas Leiva, para Prensa AdC  Fotos: La Liga Contenidos Movistar

Multimedia Relacionado

Main Sponsor

Sponsor Global

Sponsor Oficial

Proveedor Oficial

Contenidos

Medios

Transporte Oficial