Liga Argentina 11 de Junio de 2019 | Platense

"La coronación de un trabajo de 10 años"

Confesando que se sentía autopresionado por ganar la final de conferencia, Alejandro Vázquez habló de las Finales de la Liga Argentina que jugará Platense a partir del viernes. "Esto lo vivo como entrenador y como hincha", explicó sobre su conocida pasión por el Calamar.

Lucas Leiva

La llegada de Platense a las Finales de la Liga Argentina generó un momento histórico para la institución de Saavedra. Y es que en su cuarto año de participación dentro de la categoría, y más allá de las ambiciones que presentaron sus planteles en versiones anteriores, esta es la primera vez que el Calamar llega a la definición del torneo, buscando ganarse un boleto de ascenso a La Liga.

En el caso de Platense, de los 4 años que transita dentro de la Liga Argentina, en dos oportunidades llegó a finales de conferencia (la 2015/16, su primer año en la categoría, perdió contra Hispano Americano; y en la 2017/18 perdió ante Estudiantes), en una quedó eliminado en cuartos de final de conferencia (cayó ante Parque Sur) y en la presente arribó final y felizmente a la lucha directa por el sueño de Liga. Por delante queda una definición que promete ser apasionante ante San Isidro, pero más allá de todo en Platense hoy se vive un clima de absoluta alegría.

Así lo siente el mismo Alejandro Vázquez, el gran conductor y gestor de Platense. El Cholo dirige al club de sus amores, equipo del cual es hincha, desde hace casi una década y recorrió con la institución calamar varios escalones del ascenso del básquet, llevando a Platense a un lugar que hasta hace unos años era impensado. Todo un ícono dentro de la entidad de Vicente López, imponiendo su filosofía en cada equipo que armó y dirigió a lo largo de estos años, Vázquez es dueño de un proceso de larga duración que en esta oportunidad está viendo sus mayores frutos, más allá de recordar las grandes campañas predecesoras.

- Siempre hicieron buenas temporadas, pero este es un punto al que Platense buscó llegar desde que llegó a la Liga Argentina y no lo venía consiguiendo hasta ahora. ¿Qué sensación tuviste cuando cerraron la serie en Patagones?
- La verdad es que estoy muy contento. En 4 años de Liga Argentina habíamos jugado dos finales y las habíamos perdido, y yo estaba no sé si autopresionado o cuál sería la palabra, pero me sentía presionado de ganar la conferencia porque era algo que me había quedado en las deudas. Y la verdad es que esto me puso muy contento. Primero porque me pasa en un club en el que ya van a hacer 10 años que estoy. Todo el mundo sabe también que soy hincha de Platense y que a esto lo vivo como entrenador y como hincha, por eso para mí es algo muy importante. Obviamente esto se lo agradezco día a día a los jugadores, porque ellos son los actores principales y únicos de este proceso. La verdad es que se merecen esto y mucho más, porque con la humildad, el trabajo y el sacrificio que entrenaron y jugaron todo el año no se merecían menos que esto, y gracias a Dios pudimos llegar a esta final. Hay que disfrutar esto, porque esta instancia es a la que todos quieren llegar y nada más llegan dos. Pero estamos tranquilos, recién acabo de charlarlo también con los jugadores. Tenemos que tomarlo con la mayor seriedad posible pero también lo tenemos que disfrutar.

- Y en ese desahogo de esa presión o exigencia que te ponías, ¿qué significa para vos alcanzar esto?
- Hace una década que estoy en el club. Para mí esto es la coronación de un trabajo de 10 años. Yo llegué acá al club en el 2009, me había ido de Banco Nación y casi casi que no quería dirigir más, pero Fernando Wendt, que en ese momento era el presidente de la subcomisión y ahora es el presidente de todo el club, me propuso el equipo. En ese momento el equipo estaba en la B Metropolitana y lo tomé más como algo para seguir adelante y no tan profesional, pero la realidad es que en ese momento, ni él ni yo ni nadie, se imaginaba que 10 años después íbamos a tener esta posibilidad. Así que para mí, en primer término, sería algo muy lindo porque podría tomarse como la coración o quizá ya lo fue de un proyecto que duró una década, sabiendo que hablar de eso en Argentina es prácticamente imposible. Así que en primer lugar le tengo que agradecer a Fernando que, más allá de que casi todos los años los resultados fueron buenos, en los momentos malos fue el que me bancó, el que me ponía el hombro, y el que cuando me agarraba algún berrinche y me quería ir me decía "bueno, quedate, terminá y después vemos"... creo que todo eso es lo que nos trajo hasta acá.

- Más allá de que faltan jugar las Finales, que sería la frutilla del postre que buscás con todo esto que venimos hablando. ¿Cómo se vive en el club lo que están logrando con el equipo?
- La realidad es que en el club la actividad principal es el fútbol, Platense es un club de fútbol, pero año a año el básquet ocupando un lugar muy importante dentro de la institución. Ni compararse con el fútbol porque te diría que hay años luz, pero creo que con todas estas campañas, estos ascensos y llegar hoy a la final de la Liga Argentina obviamente que dentro del club se vive de forma increíble. Incluso hay un montón de gente que ni siquiera yo sé quiénes son que vienen a la cancha, nos saludan y nos escriben. La verdad es que estoy muy contento por eso, y obviamente que me pone contento también por el club, porque qué mejor para Platense que tener actividades en las que le vaya bien más allá del fútbol. Así que por ese lado el club está viviendo un momento increíble, una revolución con este tema, y ojalá que eso se vea plasmado en la cancha el viernes y el domingo.

- ¿Cómo ves la serie contra San Isidro? ¿Cómo hay que jugarla?
- San Isidro es un gran equipo con grandes jugadores, con un gran entrenador. Pero nosotros, y recién lo acabo de charlar con los jugadores, lo único que tenemos que tratar de hacer es intentar repetir lo que venimos haciendo desde el partido número 1. A veces salió mejor y a veces peor, pero no cambiar nada, porque nuestro juego se basa en que intentamos hacer una buena defensa y adelante pasarnos la pelota. Creo que a lo largo del año pudimos ser la mejor defensa del torneo y creo que estoy orgulloso de eso porque me gusta que mis equipos defiendan, y adelante quizá en la primera parte del año no estuvimos bien pero a partir de diciembre hicimos un clic y el equipo se puso a jugar mucho mejor y por momentos jugó un básquet de alto vuelo, allá por el partido número 30 más o menos. Así que lo que les pedí a los jugadores es que sigamos haciendo lo mismo que intentamos hacer desde el primer día, y hacer lo mismo que hicimos durante estos tres playoffs, donde con total humildad te digo que lo ganamos con total claridad. De nuestra parte tenemos que tratar de perfeccionar lo que venimos haciendo, perfeccionar nuestra defensa, tratar de empezar a pulir los errores que tengamos adelante para poder pasarnos mejor la pelota y poder tomar la mayor cantidad de buenos tiros, y jugar estos partidos como si fuese "una guerra" en cuanto al juego. Creo que va a ser una final larga, para mí se puede definir en un 5° partido, pero a su vez deseo que ojalá que me equivoque, que se defina antes y obviamente ojalá sea a favor nuestro, pero creo que va a ser una serie larga y muy peleada.

 

Fotografías: Gentileza Prensa Platense Básquetbol

Main Sponsor

Sponsor Global

Sponsor Oficial

Proveedor Oficial

Contenidos

Medios

Transporte Oficial