Liga Argentina10 de Agosto de 2018

Salta Basket

鈥淓stoy muy contento de poder seguir una temporada m谩s"

El ala pivote de 1,98 metros de altura Emilio Stucky, oriundo del hermoso poblado de Campo Quijano 鈥揈l Portal de los Andes-, ubicado a unos 30 kil贸metros de Salta capital en el Departamento de Rosario de Lerma, seguir谩 una temporada m谩s en Los Infernales. A continuaci贸n, su palabra.

De esa manera el conjunto salteño se aseguró la potencia de dos verdaderos guerreros en la zona pintada, la del salteño Stucky y, otro también conocido, Goyo Eseverri. Además de la enorme plantilla que se fue formando con el base Diego Gerbaudo, el ala pivote Lisandro Rasio –figura en el último Campeonato Argentino de selecciones-, Federico Mariani y el juvenil Lisandro Fernández.

Trabajador, sacrificado y buena persona, el flaco del Portal de los Andes es consciente que tendrá una nueva chance de mostrar lo que es capaz de hacer en la segunda división del básquet nacional, la Liga Argentina, es escalón previo a la máxima división. Hace dos temporadas que el salteño viene siendo parte de esa elite del deporte naranja.

“La verdad que muy contento por seguir una temporada más con Salta Basket porque además de jugar en un gran equipo voy a seguir estando cerca de mi familia. Ser un jugador de básquet y poder tener la posibilidad de estar en tu ciudad junto a los tuyos no es menor, te ayuda mucho en varios sentidos y la parte psicológica es uno de ellos”. Su expresión no solo verbal sino facial denota una genuina felicidad, Stucky disfrutar el hecho de estar en su casa a la vez que competir en el alto rendimiento.

Su continuidad en La Linda también obedece a ideas y proyectos personales que el jugador tiene en su tierra, además de haberse comprometido con la dirigencia infernal y, por supuesto, cumplir con su palabra. “Tuve ofrecimiento de otros clubes pero nunca concrete nada porque yo había asumido el compromiso el año pasado de seguir una temporada más, en su momento hable con Lucho Lenti para seguir trabajando en este proyecto. Muy contento porque es una año más que puedo estar con mi familia, disfrutarlo y representar a nuestra provincia en una competencia tan exigente y linda como la Liga Argentina”.

Respecto al equipo que se está conformando, el ala pivote ex Echagüe de Paraná, Central San Javier (donde fue revelación en 2015 jugando en el Torneo Federal) y la Universidad del Chaco Austral (TNA), apuntó: “Se está formando un combinado muy dinámico con muy buenos jugadores y referentes de la categoría, varios hemos jugador Liga Nacional. Me parece que son factores que nos darán un plus a la hora de competir, seguramente los dos años de liga que tuve en lo individual me ayudarán”.

“También priorizaba estar en un equipo competitivo dado que en esas dos temporadas no me fue bien en lo colectivo. Si entendemos y ejecutamos lo que nos piden desde el Cuerpo Técnico, cada uno ocupando su rol, y de acuerdo a la noche que tenga cada uno, el protagonismo será de todos y eso en una competencia tan extensa y difícil es fundamental. Hay algo de ansiedad por comenzar”, sostuvo el jugador de Los Infernales.

El salteño tuvo que asumir, como el resto de sus compañeros e incluso Leandro Hiriart, quien quedó al frente del barco como entrenador en jefe en un momento complicado, afrontar de manera consecutiva la instancia de playoffs por el descenso –lo había hecho con Echagüe-. “La verdad que fue muy duro tener que enfrentar esos playoffs con Salta Basket pero quedó una buena experiencia, un grupo de trabajo que también aprendió y sumó esa experiencia para estar mejor preparados de cara a lo que viene”.

Después de esa situación límite, en el Cuerpo Técnico quedó la dupla del rosarino Hiriart y el salteño Díaz Cuello. “Seguramente es ventajoso poder contar con dos entrenadores como Hiriart y Ramiro (Díaz Cuello), son flexibles y se van adaptando, ambos se complementan muy bien. Comenzamos una nueva etapa y ellos tienen la capacidad para hacerlo, son muy profesionales. Será clave buscar y tener lo antes posible una identidad como equipo, ser fuertes, aguerridos y marcar diferencias desde ese punto”.

Y si se trata de profesionalismo, a Emilio Stucky le cabe ese mote. El ala pivote se mantiene en la elite del básquet argentino en base al sacrificio y la pasión por la naranja. “No paré, gracias a Dios pude seguir trabajando con Ramiro que mantuvo el grupo de la Liga de Desarrollo para seguir trabajando. En ese sentido sigo mejorando las debilidades y fortaleciendo las ventajas. Ahora paramos tratando de tener un buen descanso pensando en la pretemporada que se viene seguramente será muy dura. Tranquilo en ese sentido y le agradezco a Ramiro porque siguió trabajando con los chicos del Desarrollo”.

Por último y como no podía ser de otra manera, el Flaco hizo referencia al Club Sportivo Quijano, de su pueblo, que hace unas semanas inauguró el piso parquet, un sueño cumplido para los jugadores y deportistas del Portal de los Andes. “Muy contento por la inauguración del piso del club, me llena de felicidad y orgullo porque Willy –Álvarez, presidente del club- hizo una gestión muy buena. Hay que agradecer a toda la gente que colaboró que fueron muchos, por supuesto a mi familia que siempre está dando una mano. Esto tiene que ver con el empuje que tuvo el básquet salteño desde la aparición de Salta Basket, pero sobre todo al trabajo que hicieron con mucho esfuerzo los dirigentes de Sportivo. Quiero felicitar a mi tío Willy, quien encabeza todo esto y ojalá que el crecimiento del club siga y quién te dice algún día pueda jugar ahí”.

 

FICHA

Nombre: Emilio Stucky

Nacimiento: 24 de abril de 1994 (24)

Lugar: Campo Quijano (Salta)

Altura: 1,98

Posición: Ala pivote

 

Informe: Prensa Salta Basket

TV Oficial

Sponsor Principal

Sponsors Oficiales

Proveedores Oficiales

La Liga Contenidos

Medios

Transporte Oficial

Soporte Tecnol贸gico