Informes Especiales · 28 de Marzo de 2018

LNB · San Lorenzo

Informe especial: San Lorenzo no es invencible

Julián Mozo, en su nueva columna, consultó a 23 protagonistas de La Liga sobre si es posible ganarle una serie de playoffs al bicampeón argentino y reciente rey de América. El 74% dijo que sí y se debatió cuáles son los equipos que mejores chances tienen. Jugadores y entrenadores también acordaron lo que hace distinto al Ciclón y armaron entre todos la fórmula para poder vencerlo en postemporada.

Por Julián Mozo

Quizá ni el Peñarol tricampeón haya marcado un dominio tan claro en la competencia durante tres años. Lo que viene pasando con San Lorenzo, refrendado con la obtención de forma invicta de la competencia más importante del continente, es histórico. El Cuervo estaba hace cinco años en el Pre Federal y, entre compras de plaza y formación de grandes equipos, logró llegar a lo máximo. En 2015, cuando irrumpió en la máxima categoría, lo hizo para ir por todo, aprovechando el empujón “romántico” de que el básquet era el primer equipo en volver a Boedo, gracias a la construcción de un coqueto estadio. Para cumplir el objetivo no escamitó dinero para armar un gran cuerpo técnico y un tremendo plantel. Así, con la poderosa base de nacionales de Aguirre-Mata-Deck-Safar-Sandes, logró el bicampeonato en La Liga y en esta temporada, además de ir por el Tri, se planteó como máxima meta ser campeón internacional. Y lo hizo, otra vez. “No descubro nada diciendo que San Lorenzo es el mejor equipo de la Liga hace tres años y que ahora demostró que es el mejor de América”, asegura Diego Lo Grippo, jugador de mucha experiencia y pieza valiosa de un rival directo como Atenas. Entonces, la pregunta que se impone es concreta: ¿Volverá a coronarse o alguien puede ganarle en una serie de playoffs? Para eso consultamos a 23 protagonistas de esta temporada y la mayoría (17) dijo que sí. Hay confianza, sobre todo en jugadores y técnicos que se sienten tener el potencial para lograrlo, aunque todos marcan lo difícil que será. Hablan de las virtudes de San Lorenzo y se animan a esbozar las claves en una potencial serie. Sin embargo, no puede dejar de soslayarse que el 26% (6 de 23) dijo que hoy nadie puede ganarle. Y eso, teniendo en cuenta que es deporte y cualquier cosa puede pasar, es un dato relevante.

Siete de los ocho entrenadores convocados aseguraron que se puede (sólo Ginóbili dijo que no), seguramente apoyados en sus convicciones y en la confianza de lo que pueden hacer desde el banco. “Si bien San Lorenzo es el favorito, en los playoffs cualquier cosa puede pasar porque hay imponderables. Además, la Liga está muy pareja y hay equipos con un gran bagaje táctico y estratégico”, arrancó Guillermo Narvarte, coach de Boca. Marcelo Richotti (Hispano) habló justamente de eso, “del sinfín de circunstancias que pueden pasar en una serie que hace que cualquiera pueda perder, incluido San Lorenzo”. Lo mismo aseguró Ariel Rearte, nuevo DT de Comunicaciones: “Esto es un juego y todo puede pasar”, dijo. “No hay equipos invencibles”, agregó Nicolás Casalánguida (Atenas). Javier Bianchelli usó esa misma frase y puntualizó sobre factores que ocurren en estas instancias. “Hay temas físicos, lesiones y cuestiones de confianza que pueden cambiar el rumbo de una serie”, resaltó. Silvio Santander, de Quimsa, se apoyó en casos de otras competencias. “En el último año no ganaron los favoritos en España, Italia, Brasil y México”, ejemplificó. Lucas Victoriano, que hace días lo enfrentó en la semi de la Liga de las Américas, habló de que no es imposible, aunque aclaró el tema de la dificultad. “El que lo logré deberá hacer una eliminatoria perfecta”, aseveró.

También opinaron los jugadores. Paolo Quinteros, Matías Lescano, David Doblas, JP Cantero, Alexis Elsener, Facundo Giorgi y Pablo Espinoza piensan parecido a esos técnicos. Algunos, integrantes de candidatos que pueden pelear con CASLA, tienen más confianza. “Playoffs son playoffs, cualquier cosa puede pasar”, opinó la estrella de Regatas. “No hay equipos invencibles y menos en esta Liga tan pareja. Todos sabemos lo duros que son los playoffs de nuestra competencia”, aseguró el experimentado alero de San Martín, “Es el rival más fuerte, pero la Liga es muy dura y hay varios que tienen el plantel y la estrategia para ponerlo en aprietos y ganarle. Todo es posible”, dijo el rendidor extranjero de Concordia. “Ganarle una serie tiene muchas complejidades pero no es imposible. Además, varios equipos, como nosotros, no llegamos al techo y podemos mejorar de acá a la postemporada”, consideró el base de Atenas. Elsener y Espinoza no dudaron aunque Giorgi pisó el freno. “Lo ideal sería enfrentarlo en torneos a un partido, como la Liga de las Américas. En una serie a 5 ó 7 sería mucho más complicado”, expresó. “Un partido es otra cosa. Nosotros lo hicimos, en casa, jugando muy bien. Para vencerlo en una serie tenés que rozar la perfección”, esbozó Lo Grippo.

Sepo, Stanic, Gerbaudo, Ciorciari, Balbi y Enzo Ruiz fueron quienes se jugaron a decir que hoy no se le puede ganar al equipo de Gonzalo García. Casualidad o no, cinco de los seis son o fueron bases. Sus argumentos fueron contundentes. “Hoy no veo uno que pueda. San Lorenzo es un equipo demasiado completo, con jugadores determinantes que marcan la diferencia como Deck y Aguirre. Además tienen mucha personalidad”, opinó Maxi, armador de vasta experiencia. Ciorciari, retirado de la actividad hace apenas semanas, considera que “no se le puede ganar una serie porque tiene el mejor bloque de nacionales, con dos sub 23 que serían estrella en cualquier equipo, un poderío físico inigualable y muchas variantes y soluciones en caso de que sufra una lesión en una serie”. Gerbaudo, armador de Salta Basket, aseguró que “no observo ningún equipo que pueda ganarle una serie. Tiene dos jugadores de alto nivel por puesto y líderes muy ganadores que están muy acostumbrados a jugar y ganar en playoffs”. Balbi, conductor de Ferro, coincidió. “A la larga te termina desgastando por su plantel largo”, sentenció.

Lo que no hay diferencias es sobre lo que hace diferente al Ciclón del básquet.


“Equipo largo, jerarquía individual, experiencia en finales, roles definidos y dos que hacen la diferencia, Deck y Mata”, opinó Narvarte. Casalánguida puntualizó en “la mentalidad de jugadores que no se conforman, un cuerpo técnico experto en jugar momentos decisivos y una organización/logística de lujo”. Cantero fue bien directo. “No hay mucho misterio: tiene al mejor base, escolta, alero, ala pivote y pivote de La Liga y, encima, los relevos serían titulares en cualquier otro equipo”, calificó. Lescano, siguiendo la línea de JP, lo describió como “el equipo más completo de La Liga, con los últimos dos MVP y suplentes que son figuras”. “Dos equipos en uno”, resumió Enzo Ruiz.

Bianchelli habló de que “cuenta con los tres mejores jugadores de la competencia” y Lo Grippo acordó que “CASLA tiene los mejores nacionales y extranjeros de las últimas temporadas”. Victoriano fue más allá y ya le encontró un lugar en la historia. “Es uno de los equipos más completos y dominantes de siempre en la LNB. Un conjunto que impresiona con la agresividad e intensidad con la que juega. No te perdona los baches”, comentó. Richotti también se refirió a “la profundidad y versatilidad del plantel, que le permite sostener la intensidad y tener muchas variantes y alineaciones con distintas características”. Elsener eligió como otro factor a la continuidad del proceso. “Es una base que lleva tres años y eso ayuda mucho”, argumentó. Gerbaudo cree que la alta calidad individual es un punto alto, pero prefirió apuntar a la mentalidad de sus integrantes. “Saben cómo ganar”, se sumó Ginóbili a lo que dijo el base de Salta Basket.

Cuando se detuvieron en el tema individual, la mayoría elogió al tridente Aguirre-Mata-Deck. “Penka entiende todo y juega cuando debe jugar, Deck está en otro nivel y Marcos es un relojito dentro de esa estructura sólida”, describió Balbi. Giorgi rescató “que juega como equipo teniendo tantas estrellas, eso es primordial. Poseen grandes nombres e individualidades, pero dejaron el ego de lado para transformarse en un gran equipo. Además, en defensa es muy sólido y solidario, y en ataque se pasan muy bien la pelota y siempre eligen buenos tiros. Y eso es un sello del entrenador”, analizó Facundo. Lucas Pérez no le observa puntos débiles, incluso destacando la cantidad de tiradores, la potencia física y combinación entre envergadura y velocidad. “Todo eso lo hace un equipo muy fuerte y peligroso. Y si a todo eso le sumás una dirigencia que acompaña al equipo y le da todo de primer nivel, desde staff técnico a médico, hasta instalaciones y viajes de primera, se hace aún más difícil vencerlo”, relató el de Boca. Justamente Lo Grippo puntualizó en lo que suma la dirigencia y así dejó claro lo que hace distinto al Ciclón. “Obvio que tiene un gran equipo, pero creo que diferente lo hace su parte organizativa. Se supo mover dentro del mercado y aprovechó mucho bien el fuerte respaldo económico que tiene. Logró lo que se propuso y eso tiene que ver con una planificación y una profesionalización de las áreas. Eso juega. Así fue que, en poco tiempo, desarrolló lo que otros no pueden en muchos años”, enumeró el ala pivote de Atenas.

Luego fue la hora de dar la receta para ganarle, de enumerar las claves para poder eliminarlo en una serie a cinco o siete partidos. Y en este rubro también hubo mucha coincidencia. “Corriendo, San Lorenzo es el mejor”, dijo Rearte y detrás de él todos dieron como prioridad parar su contraataque. “Te asesinan en cancha abierta”, aseguró Sepo. “No te perdonan, no se la podés permitir”, coincidió Quinteros. “Frenar ese ritmo vertiginoso que manejan es esencial”, planteó Cantero. “Ellos ganan otra confianza y tranquilidad cuando pueden hacerlo”, aportó Lescano. Giorgi va más allá. “Hay que sacarle también el ataque secundario porque durante cada noche ellos generan muchos puntos fáciles y en pocos segundos, muchos gracias a su defensa”, comentó el de Olímpico. “Es necesario forzarlos a que jueguen lo máximo posible en el 5 vs 5 y para eso también es clave una ofensiva de alto nivel de ejecución”, argumentó Richotti. “Decisivo resultaría no perder muchas pelotas”, sumó Casalánguida. “Porque tiene un bloque defensivo muy cerrado que fuerza muchos errores y te mata de contra”, dijo Konsztadt. “Tampoco podés tomar malos tiros porque si la perdés en primera línea o dejás un lanzamiento corto, te corren siempre”, aportó Pérez.

“El plan táctico cobra mucha importancia contra ellos”, comunicó Elsener, la topadora de La Unión. Allí se metió Santander: “Tomar el control del juego y lograr un alto nivel de ejecución”, escribió Silvio. Stanic se animó a desgranarlo. “En el fijo es importante cortar el circuito entre Penka y el resto, bajar el goleo de Deck y obligarlos a acciones individuales para que no tengan el extra pase a los tiradores”, analizó Stanic. Ciorciari coincide en la teoría que construyeron entre todos, pero cree que en la práctica es muy distinto. “Sí, ésa es la fórmula pero es muy difícil de sostenerlo porque ellos también defienden muy bien y te obligan a no fallar en el plan durante casi toda la noche”. Balbi piensa algo similar. “En dos minutos te pueden sacar 15”, puntualizó Franco.

Si ya parece una misión complicada aún falta conocer el resto del plan que armaron entre varios. “Hay que igualar la intensidad con la que juega San Lorenzo”, dijo Casalánguida. “Yo te diría que tenés que ser más intensos que ellos”, retrucó Espinoza. “En la Liga de las Américas quedó claro que quebraron los partidos a partir de una intensidad terrible”, ejemplificó Cantero. “No es sencillo aguantarlos físicamente, por eso es clave tener recambio para soportar ese nivel atlético”, aseguró Doblas. Su coach, Victoriano, se refirió a eso, a la necesidad “de tener un plantel largo, profundo, para soportar los 40 minutos ante estos animales”. Luego a nivel individual, casi todos puntualizan en par a dos hombres. “Desconectar a Penka del resto y limitar los porcentajes de Deck”, contó Lucas. “Forzar a que te ganen con acciones individuales”, aportó Stanic. “Apostar a que las decisiones las tomen otros, los que tienen roles secundarios”, agregó Lescano. Bianchelli, justamente, habló de “bajarle el rendimiento individual a aquellos que son decisivos”. Narvarte se tomó el trabajo de describir su plan. “Además de evitar puntos de contra, ser intensos y hacer un ofensiva eficaz de pocas pérdidas, es necesario controlar a Deck en el 1 vs 1 y manejar el ritmo de partido, mantener el control emocional y respetar un riguroso scouting”, detalló. Lo Grippo, por último, entiende la importancia de la táctica, pero prefirió no dar una receta porque “es muy difícil encontrarle debilidades. La clave será llegar a tope, muy bien de la cabeza y físicamente, para poder hacer juegos que rocen la perfección”.

Por último, también hubo una llamativa coincidencia en los rivales que podrían vencerlo en una eliminatoria de postemporada, aunque hay uno que picó en punta. “San Martín es el segundo mejor equipo de la Liga y podría hacerlo”, aseguró Casalánguida. “Sin dudas, para mí también es el principal competidor”, coincidió Cantero. “Para mí está casi a la misma altura que San Lorenzo, porque mantuvo un grupo, un cuerpo técnico y ha demostrado que puede ganar en cualquier cancha”, argumentó Lo Grippo. “Tiene una base de jugadores que vienen jugando juntos, con el mismo entrenador e idea de juego”, se sumó Stanic en el análisis. Ellos lo mencionaron como el único rival capaz de vencerlo y no hubo uno (de los 22) que no lo nombrara aunque sea dentro del grupito selecto de clubes. Otros, como Giorgi, Ciorciari, Espinoza y Ginóbili, hablaron de dos rivales top, incluyendo a Instituto como el segundo después de los correntinos. La Gloria, justamente, estuvo en 16 de los 22 votos. También aparecieron Atenas (9 de 22), Quimsa (7) y Regatas (4). Elsener sumó a su La Unión. “Todos ellos tienen las armas suficientes”, aseguró Doblas. “Cuentan con el material humano y la calidad de juego para poder competir”, sumó Richotti. “Sí, sobre todo Instituto y San Martín, por sus rotaciones largas que pueden bancarse el desgaste que San Lorenzo genera por intensidad y capacidad física”, describió Stanic. “Eso sí, todos esos que mencionamos deberán dar un salto más de calidad si quieren lograrlo”, finalizó Victoriano.

San Lorenzo parece invencible en playoffs. Pero sólo parece. Al menos es lo que creen la gran mayoría de los protagonistas de esta apasionante temporada.

Julián Mozo escribe columnas para la web de La Liga y es el responsable la sección “Pasó en la Liga”. Trabajó 18 años en el Diario Olé, cubre Liga Nacional desde 1996 y es el comentarista de la NBA en DeporTV. Cubrió 3 Mundiales de básquet, cinco finales NBA y un Juego Olímpico, entre otros torneos y competencias. En Twitter e Instagram podés encontrarlo como @JulianMozo.

TV Oficial

Sponsor Principal

Sponsors Oficiales

Proveedores Oficiales

Transporte Oficial

Soporte Tecnológico