Informes Especiales · 23 de Diciembre de 2017

Plataforma de proyección

Los jugadores jóvenes dejan su marca en la temporada de la Liga Argentina. Algunos de los entrenadores de la categoría realizaron un repaso de los valores de proyección que enfrentaron o entrenaron en lo que se lleva jugado de la campaña.

Por David Ferrara

Generalmente al buscar como referencia al tipo de jugadores de las categorías de ascenso en cualquier ámbito la imaginación remite a los internos veteranos, rocosos, llenos de mañas y conversadores, tratando de hacer con la boca lo que el cuerpo ya no puede. O a los tiradores que reciben y lanzan pero poco se preocupan por defender, tal vez un base talentoso de pase fino pero falto de ritmo. Claro está que ese preconcepto hace rato que dejó de ser algo tangible en el básquet nacional, donde el talento abunda en las diferentes divisionales y la preparación física y técnica es tan profesional como en las divisiones superiores.

También se modifica el paradigma de que todos los jóvenes con enorme proyección son reclutados en La Liga y allí se muestran. El pasado y el presente demuestran que la el TNA en su momento, o La Liga Argentina ahora fue plataforma de despegue de jugadores impresionantes que dejaron huella a nivel nacional.

Ya con la cabeza en las mini vacaciones, en el brindis por las Fiestas en ver a la familia por unos días, a los entrenadores de la categoría se les pidió un esfuerzo más, tomarse un rato para contar qué jugadores jóvenes los sorprendieron, ya sean propios y ajenos, sobre todo analizando la proyección y no siempre los promedios de minutos o puntos, que a veces no cuentan todo lo que hay que saber.

Sebastián Torre sabe que tiene que hablar de lo suyo. Los chicos de Oberá mostraron protagonismo y responsabilidad: “Juegan como mayores, Corzo, Rupil y Gómez Quinteros. Rindieron muchísimo”. Mauricio Corzo promedió 17,9 puntos y casi 33 minutos, mientras que Sergio Rupil 12,3 en 30 y Gómez Quinteros 6,6 en 30. Torre agrega a dos juveniles: “Taiel Gómez Quinteros va a ser un base de gran talento y tiene talla, mientras que Nacho Pérez es explosivo y tiene gran uno contra uno”.

Martínez de Mitre jugó muy bien, es súper atlético, Vietta de Hindú también, Delavalle en Independiente, pero el que realmente es el dueño de su equipo es Martín Cabrera, base de Villa San Martín. Ese chico domina el torneo”. Martínez es Matías, quien se despachó con 10,6 puntos y 4,4 rebotes; Vieta es Favio, quien promedia 6,6 en 16,6 minutos por juego, y Facundo Delavalle tiene 16 minutos en cancha por duelo con 5,6 puntos.

Párrafo aparte para Martín Cabrera, unánime destacado por los entrenadores que lo enfrentaron. Suma promedios de 17,8 puntos, 34,2 minutos, 5,9 asistencias y 3,7 rebotes. Coincide Jerónimo Trezza: “Hay dos jugadores destacándose por sobre el resto que son Martín Cabrera y Mauricio Corzo. Están siendo líderes en sus equipos y mostrando toda su categoría”.

El entrenador de Mitre amplia la gama de jugadores a seguir en el mapa de los valores de proyección: “Debido a las fichas mayores de la categoría, cada vez son más los jugadores que entienden y aprovechan la gran posibilidad que tienen de obtener minutos de calidad y, a su vez, desarrollarse mejor y madurar en cuanto a su juego. En la zona Norte hay varios chicos que están teniendo un muy buen torneo. Santiago Ludueña (9,9 puntos) y Rupil en Oberá, Favio Vieta en Hindú, Dellavalle y Maximiliano Robledo (3,9 en 9 minutos por juego) en Independiente, Enzo Amado (6,1 en 17 minutos) y Martínez en Mitre, Martín Gómez (14,4 en 29 minutos) en Talleres, Laureano Zalio (2,8 en 9,4 minutos) en Ameghino, Hans Feder Ponce (4,1 en 12,6) en San Isidro, Santiago Ferreyra (8,4 en 22) y Matías Borsatti (6,2 en 21,3) en Unión, Franco Barroso en Echagüe (6,7 en 18,3), Facundo Gago (10,9 en 28,6) en Tiro, Facundo Toia (13,8 en 27,4) en Norte, los hermanos Alonso en Libertad".

Los hermanos Alonso son Augusto (3,7 en 12,2) y Manuel (2,6 en 7), formados en Atlético Unión de Ceres y reclutados por el Tigre de Sunchales, que apuesta fuerte a sus juveniles. Mejor que lo explique su entrenador, Sebastián Saborido: “Me parece que vale destacar lo que está haciendo el club, porque se decidió no ocupar la ficha Sub 23 y darle participación a los juveniles. Los hermanos Alonso tienen protagonismo y también gradualmente aparece Adriano Maretto. Nicolás Giraudo es otro de los que tenía chances de jugar, pero no lo podemos contar por lesión”.

Y Saborido también resalta el trabajo de un colega: “Me gustó Tapia (Agustín Pérez Tapia, 5,4 puntos en 17,9 minutos) de San Isidro y Feder Ponce, dentro del provecto que tiene a largo plazo Julián Pagura. Está bueno que los jóvenes tengan participación”.

Coincide Alejandro Cupulutti, de Norte, quien tiene a su hijo Celestino (4,7 en 15 minutos) como uno de los Sub 23 y a Jonatan Torresi (11,3 en 25 minutos). “Los tres U23 tiene mucho protagonismo y Emi Vives (1,8 en 7,5) que es U19 también. Libertad y San Isidro también tienen muy buenas fichas menores”.

Daniel Beltramo, de Unión, arma su lista y los describe: “Carlos Buemo (9,6 en 25 minutos) de Echagüe es uno de los jugadores más atléticos del torneo y tiene tremenda mano. Tiene fututo de A pronto, mientras que Martínez de Mitre tiene muy buenas piernas y para jugar a campo abierto es tremendo. Cuando mejore su lanzamiento va a ser un jugador ideal”.

“Cabrera de Villa San Martín tiene tremenda personalidad. Conduce al puntero y tiene poder de gol. Rupil de Obera me sorprendió por su muy buena condición atletica y fisica. Anota con facilidad, tiene gran futuro. Rossi (Tomás, 2,2 en 9,5) de San Isidro como pivot es versátil, tiene desplazamientos de petiso y eso lo hace potencialmente con poco techo. Creo que además va a tener lanzamiento externo y va a ser un jugador importante pronto”.

Para cerrar el repaso del Norte y abrir el juego del Sur Gastón Castro reafirma todo lo bueno dicho sobre Martín Cabrera: “Tiene mucho carácter para conducir un equipo y a partir de eso tiene capacidad anotadora y de lectura”. El entrenador de Villa San Martín menciona también a Santiago Ferreyra (“buen manejo del balón y tira muy bien de 3”), a Luciano Guerra (8,4 en 18 minutos) de Barrio Parque y al base de Viedma Fermín Thygensen, a quien define: “Tiene potencia física sumado a muy buena fundamentación individual”.

José Luis Pisani toma la posta y analiza: “Nacho Galardo (1,5 en 9) de Estudiantes de Olavarría es un chico que está a punto de explotar y cuando tenga continuidad va a ser muy interesante. Agustín Brocal (2,4 en 12) tiene proyección y talento, además de demostrar que sabe jugar bien la categoría”.

“No puedo dejar de nombrar a los míos, Federico Grun (6 puntos de promedio en 17,5 minutos) que es polifuncional, con mucho carácter y corazón, mientras que Fermín Tyghensen (7,5 puntos, 2,7 asistencias en 23 minutos) que es un base que se hizo cargo de la conducción del equipo por la lesión de Pedro Franco y se lo ganó en la cancha. Con 19 años tiene explosión y velocidad de ejecución. Y Martín Fernández (8,2 en 27) ahora está lesionado pero defensivamente es muy bueno y posee una mecánica de tiro buenísima. Tiene talento y proyección”, resume Pisani, quien también apunta al talento joven de Atenas de Patagones (Agustín Sánchez, con 5,9 en 14,3 minutos), Villa Mitre con los chicos de Obras y Platense. Allí destaca: “Lorio tienen un talento que hace rato no se veía en la categoría. Gran mecánica de tiro y facilidad para lanzar. Me tiene asombrado, y me detuve a verlo en los videos”.

Genaro Lorio llegó desde Argentino de Junín a la categoría y la lesión de Sebastián Mignani le dio más minutos de los esperados. Y allí respondió. Los10,4 puntos de promedio en 19,5 minutos no alcanzan para graficar su desempeño, que creció ostensiblemente desde que es inicial.

Es para destacar. Hay buenos jugadores y equipos que confiaron en los jóvenes, que dieron un salto de calidad”, dice Juan Varas, de Rocamora, y habla de Lorio: “Tomó la titularidad y tiene números tremendos. Se lleva todos lo honores”.

“Me parece muy importante lo que está haciendo Juan Ignacio Laterza (11,9 en 31 minutos) en Ciclista de Junín. Mostró personalidad y tomó la conducción del equipo. También lo de Ezequiel Martínez (9,5 en 24) en Parque Sur, con un poco más de experiencia en la categoría. Tomo un rol protagónico y lo demostró con números y decisiones en momentos importantes de la temporada”, agregó Varas.

Cristian Santander, de La Unión de Colón, reafirma las elecciones de varios de sus colegas. “Destaco al base de Ciclista, Laterza, cerebral, organizador, administrador de juego y con gol. Lo tuve en Huracán y está temporada se está consolidando. En amistosos enfrenté a Santiago Ferreyra, base de Unión, con las mismas características que Laterza y muy bueno desde lo físico”, cuenta Santander, y agrega: “Lorio de Platense tiene buena talla para ser escolta y anota muy fácil por distintas vías, mientras que Guerra de Barrio Parque tiene muy buen tamaño para armador y es pensante y agresivo”.

Por último, Daniel Jaule incorpora a la lista a “Rodrigo Lavezari (4,8 en 21), de 20 años, es el base suplente del equipo, con 1,90 puede jugar de 1 ó de 2 y es la primera vez que juega en la categoría. Jefrey Merchant (5,9 en 15,4) es un alero que tiene muchos minutos y que llegó desde Quilmes, es más conocido porque tuvo convocatorias a la selección. Y Santiago Frola, un base que pisa la cancha todos los partidos a los 17 años”.

La lista seguramente es mucho más larga y cada uno de los diferentes entrenadores podrían agregar valores al repaso, lo que marca que los jóvenes ganan lugar en la Liga Argentina, comienzan a hacerse un nombre en una categoría ultracompetitiva y amplian la base de talento para el básquet argentino.

*David Ferrara fue productor periodístico de las transmisiones televisivas del Torneo Nacional de Ascenso durante diez años. Periodista del diario El Ciudadano y La Capital, de Rosario. Docente en Tea Rosario y en Ieserh Rosario. En Twitter @davidferrara35

 

TV Oficial

Sponsor Principal

Sponsors Oficiales

Proveedores Oficiales

Transporte Oficial

Soporte Tecnológico