Informes Especiales · 19 de Octubre de 2017

La misma identidad

El espectro federal de la Liga Argentina la marcó a fuego desde siempre, porque cambió de nombre pero no de idiosincrasia. Allí muchos chicos se dieron cuenta de que iban a ser grandes.

Por David Ferrara

Si algo le sobra a La Liga Argentina es identidad. No es una cuestión de nombres sino de actitud y sentimiento, es un certamen que oficia de plataforma de despegue hacia el básquet grande, pero también indudablemente es una categoría que tiene un peso específico propio, ya que jugar allí es un privilegio y no involucra necesariamente que el paso hacia la divisional superior sea el único objetivo, e incluso a veces ni siquiera el prioritario.

Su espectro federal la marcó a fuego desde siempre, porque cambió de nombre pero no de idiosincrasia y allí muchos chicos se dieron cuenta de que iban a ser grandes, mientras que tantos otros descubrieron que ese no era su lugar. La pasión es el sello distintivo de La Liga Argentina, con estadios en lugares del país que mucha gente desconocía y que gracias a la competencia empezaron a descubrir; ciudades que aparecen en los mapas gracias al básquet y equipos que pasan a ser motivo de orgullo de la localidad, parte de su historia.

Los gigantes no siempre nacen grandes. A veces las leyendas se forjan en una ruta transitada en lugar de una autopista al éxito. Por eso algunos de los grandes monstruos del básquet argentino comenzaron a crearse en la segunda divisional, vital para llegar bien parado a la elite, y, también en algún momento de crisis, es la Liga Argentina el lugar en el cual reconstruirse, tomar energías y luego volver por más.

La temporada que se abre hoy con Tiro Federal de Morteros y San Isidro de San Francisco es todo un espaldarazo a la competencia, con el ruido inmenso que generaron los anuncios en el “Cabildo Abierto” de Córdoba, con el Súper 4 como atractivo inicial y la plaza en Liga Sudamericana para el ganador de la Súper Copa como plus motivacional además del ascenso. Se pone en valor una historia y el esfuerzo de muchos.

Yo creo que está muy bueno que se le brinde esa difusión al torneo, que se presente de esa manera a la divisional, que se le dé un toque de marketing, si se puede llamar así, a la categoría”, cuenta Pablo Fernández, uno de los jugadores con más recorrido en la Liga Argentina y que se ilusiona con los nuevos desafíos:

“Lo del Súper 4 me parece una idea fantástica, porque es una nueva ocasión para que el mundo del básquet esté atento a lo que pasa en esta división, porque quizás sino las miradas del público de la máxima categoría apuntan hacia este torneo sólo en las etapas finales”.

“Seguramente siempre hay detalles a corregir y los que estamos adentro podemos colaborar con nuestra opinión, pero estamos viendo ya desde el inicio de temporada los cambios y la intención de hacer cosas por la Liga Argentina”, analiza el rosarino, quien sabe que hay tantos objetivos como equipos: “En todo torneo hay algunos que juegan para ascender, otros para mantener la categoría y hay casos en el que estar ya es algo importante, porque no es poco participar de este certamen. Igualmente, con la aparición de la plaza para la Liga Sudamericana se van a despertar otras motivaciones y también quizás una apuesta de las instituciones, buscando la única forma de hacer las cosas, que es copiar lo que está bien”.

Por su parte, Santiago González será uno de los protagonistas del duelo inaugural de la flamante Liga Argentina y también tiene una mirada de beneplácito por las novedades: “Es una buena manera de incluir a un torneo que por allí está en un segundo plano detrás de La Liga y es un gran paso para darle un valor que se merece porque gran parte de los jugadores que pasan por la selección o llegan a Europa han tenido un recorrido por la categoría y creo que la tenemos que cuidar entre todos. Seguramente se podrá pedir un segundo ascenso también, pero son opiniones personales. No obstante me parece una muy buena inclusión darle ese premio a un equipo de la Liga Argentina en una competencia de ese nivel”.

Los jugadores y entrenadores, los hinchas, los periodistas, todos sienten a esta segunda categoría del básquet argentino como algo especial, muy arraigado. Basta con repasar las palabras del técnico de Unión Daniel Beltramo para entender algo sobre lo movilizador que es el certamen que se abre esta noche en tierra cordobesa. “Es un campeonato único, tiene una dinámica fantástica porque no sabés cuáles son realmente los candidatos. Al no contar con jugadores ‘franquicia’ los resultados son inciertos. Siempre digo que si a inicio de temporada ponés en un sobre los nombres de los equipos que van a jugar semifinales de La Liga A, es difícil que te equivoques mucho, pero si ponés los de la Liga Argentina, creo que nadie acertaría. Eso le da mucha competitividad. Tiene además una cuota de espíritu amateur, por eso amo este torneo, por su folclore”, explica Beltramo, quien se ilusiona con la plaza en Sudamericana: “Desde lo deportivo es muy bueno. Tengo la suerte de estar en un club importante, con mucho arraigo y convocatoria, pero para todos es una iniciativa que nos sorprende y nos encantaría vivir. Son cosas que creí que estaban reservadas para los equipos de Liga A, pero por supuesto son bienvenidas”.

Desde el sur del mapa albiceleste llega otra opinión. El entrenador Daniel Jaule cuenta sus vivencias: “La Liga Argentina es un torneo absolutamente federal. En muchos lugares del interior te diría que es una fiesta porque el hecho de participar a nivel nacional hace que la ciudad se pueda conocer, los avances tecnológicos de la competencia, como el streaming le fueron dando otra mirada y jerarquía”.

“Es un torneo histórico, pero sigue en vigencia porque todo el mundo juega por algo. Estar en una competencia a nivel nacional es algo muy importante. Por ejemplo, Petrolero es un poco el equipo del pueblo, un fenómeno social en una comarca petrolera y eso también se vincula a un proyecto, no sólo de ampliar la base de jugadores o fomentar las inferiores, sino a recorrer el interior y tener atrás un proyecto social”, amplia Jaule, quien se ilusiona con el nuevo estadio del equipo y reconoce que la aparición de la plaza en Liga Sudamericana “le da otro condimento al torneo”.

“Hay que seguir avanzando en cosas positivas para la categoría”, cuenta el experimentado entrenador.

Y la Liga Argentina avanza, se transforma, muta, pero a la vez mantiene la esencia, esa que conoce su público fiel y que volverá a vibrar con cada noche de básquet como la de hoy. Se abre la Liga Argentina, nace la nueva cara del TNA, y reaparecen sus historias.

*David Ferrara fue productor periodístico de las transmisiones televisivas del Torneo Nacional de Ascenso durante diez años. Jefe de Deportes del diario El Ciudadano de Rosario. Docente en Tea Rosario y en Ieserh Rosario. En Twitter @davidferrara35

Multimedia Relacionado

TV Oficial

Sponsor Principal

Sponsors Oficiales

Proveedores Oficiales

Transporte Oficial

Soporte Tecnológico